fbpx

Vinotecas y refrigeradores de vino

vinotecas y refrigeradores de vino

Las vinotecas y refrigeradores de vino garantizan una exposición y almacenamiento adecuado de las botellas de vino. Sin duda, un elemento clave en bares, restaurantes y negocios hosteleros que necesitan conservar y proteger sus vinos de la luz, temperaturas, posibles vibraciones y más.

De esta manera, podrás ofrecer a tus clientes, vinos bien conservados y listos para su consumo. Por eso, desde Cocimia hemos preparado esta entrada para decirte qué es una vinoteca y por qué debes tener una.

¿Qué son vinotecas y refrigeradores de vino?

Una vinoteca, también conocida como refrigeradores de vino o armarios refrigerado son la solución ideal para almacenar vino en condiciones adecuadas, ya sea para envejecerlo o para su consumo.

vinotecas y refrigeradores de vino

Entre sus características más destacadas destacan su capacidad para controlar la temperatura, también ofrece protección ante la luz solar que afecta de forma negativa a los vinos.

vinotecas y refrigeradores de vino

Un buen vino necesita de una temperatura y humedad constante para que no se alteren sus propiedades.

Las vinotecas proporcionan estabilidad, es decir, no encontrarás otro tipo de nevera tan práctica y funcional.

Bodegas, vinotecas y refrigeradores de vino ¿Por qué son importantes?

Entre las prestaciones que ofrecen las vinotecas, refrigeradores de conservación y bodegas para vinos a tu negocio se destacan:

Temperatura

Es un factor fundamental para conservar el vino. La temperatura adecuada para todo vino es de 14°C. Por lo tanto, el exceso de calor provoca la maduración precoz y alteración del color del vino, mientras que el exceso de frio provoca aparición de depósitos tártricos en la botella.

Humedad

Al igual que la temperatura, el exceso o falta de humedad en la vinoteca causa daños en el vino. La falta de humedad reseca el corcho provocando oxidación que afecta al sabor del vino.

Por el contrario, el exceso de humedad provoca aparición de moho en el corcho y  puede dañar también el etiquetado de las botellas.

Aireación

Una mala aireación por algún exceso de temperatura o humedad puede influir en el sabor y olor del vino. Para que esto no suceda, es importante que exista una circulación continua y equivalente del aire en el interior.

Vibraciones

Si un vino es expuesto a muchas vibraciones puede provocar la “fatiga del vino” y afectar la calidad del vino.

Exceso de luz

La exposición del vino a la luz d forma excesiva, provoca oxidación y cambio de color. Por eso, es importante que las vinotecas o refrigeradores de vinos se coloquen en lugares alejados a la exposición directa de la luz natural.

>  Cómo ahorrar energía en las cámaras frigoríficas

Posicionamiento de las botellas

Es esencial que el corcho permanezca húmedo tanto en la parte externa como interna. De allí, la importancia que las botellas se almacenen en posición horizontal para que el corcho este en contacto con el vino.

Tipos de refrigeradores de conservación, vinotecas y cavas para vinos

Hoy en día existen una amplia variedad de vinotecas, cavas y refrigeradores de vino en el mercado, con diversos diseños, tamaños y prestaciones.

La elección dependerá del tipo de vino que se almacene, modo de enfriamiento y espacio donde se vaya a colocar.

Entre los principales tipos de vinotecas se resaltan:

Vinotecas activas

Las vinotecas activas o cavas artificiales, son usadas en grandes bodegas para vino. En este tipo de equipo la climatización está más controlada con el fin de mantener en buenas condiciones la temperatura en su interior.

Vinotecas o bodegas de vino pasivas

Conocidas también como cavas naturales. Su climatización está menos controlada, debido a que se suelen construir bajo tierra, y así conseguir que los cambios de temperatura no afecten la textura y sabor del vino.

Vinotecas eléctricas o refrigeradores de vino

Funciona como máquinas refrigeradoras por medio de la electricidad, permitiendo regular la luz, temperatura y humedad de acuerdo a cada necesidad. También se puede regular la temperatura de forma manual, dependiendo del vino que se almacene.

Además, son muy cómodas, compactas y económicas. Según el tipo de modelo, encontrarás diferentes capacidades de almacenamiento. Entre vinoteca 12 botellas, 18 y 21, aunque también existen vinotecas pequeñas de 8 botellas.

Vinotecas con compresor

Es un tipo de vinoteca que se suele usar en los restaurantes, ya que su funcionamiento es similar al de un frigorífico. Cuenta con una excelente potencia y velocidad, que mantiene la temperatura constante por mucho tiempo.

Dispone de varios espacios para guardar vinos en diferentes temperaturas. Los modelos más populares tienen capacidad para 300 botellas aproximadamente. Sin embargo, hay modelos de vinotecas pequeñas y económicas.

Vinoteca termoeléctrica

Su funcionamiento se da a través de un peltier y están especialmente indicadas para vinos tintos. Se caracterizan por ser pequeños, económicos, silenciosos, respetuosas con el medio ambiente y no provocan vibraciones.

>  Claves para encontrar la mejor batidora para hostelería

Vinoteca Mixta

Incluye en su sistema dos modos de funcionamiento, con gas inerte y refrigeración termoeléctrica.

Esto hace que sea mucho más eficiente y no se vea afectada por la temperatura exterior, ideal para lugares muy calurosos. Lo mejor, es que está diseñada para almacenar cualquier tipo de vino.

Vinoteca monotemperatura y multitemperatura

Las vinotecas multitemperatura son la solución ideal para almacenar gran variedad de vinos con diferentes necesidades de conservación en un mismo espacio. Sobre todo, en vinotecas de grandes dimensiones.

Caso contrario de las vinotecas monotemperatura, diseñadas para almacenar un mismo rango de temperatura en toda la cámara.

Vinotecas murales

Ideal para espacios de gran tamaño que requieran exponer las botellas de vino como un elemento decorativo más del establecimiento.

Vinotecas de sobremesa

Son una opción pequeña usada principalmente en cocteles, buffets, barras de bar, y más.

Consejos de mantenimiento de vinotecas y armarios refrigerados

Las vinotecas son equipos de refrigeración que no requieren de mucho mantenimiento, pero los pocos que necesita se debe hacer de forma regular y adecuada. 

Revisión y cambio del filtro de carbono

Si el filtro de carbono se encuentra en mal estado puede provocar malos olores, problemas en el rendimiento del motor y variaciones de la temperatura y humedad del aparato. Es recomendable revisarlo anualmente y si es necesario, se debe reemplazar.

Revisión constante de los niveles de humedad y temperatura

Los niveles de humedad y temperatura se deben mantener constantes para que el proceso de conservación del vino se lleve a cabo adecuadamente. El termómetro de medidor de temperatura y humedad, es una excelente opción para refrigeradores que no cuentan con sensor de humedad.

Limpieza del ventilador

A igual que en otros equipos de refrigeración, es necesario limpiar el ventilador regularmente y mantenerlo libre de polvo y suciedad que se suele acumular con la entrada y movimientos del aire.

Lavado de la vinoteca

Cuando se lave la vinoteca es recomendable no usar productos químicos. Se sugiere utilizar jabón y agua fría, además de usar un paño seco para retirar la suciedad.

Ahora que ya conoces un poco más sobre las vinotecas y refrigeradores de vino, te puedes dar cuenta de sus beneficios y ventajas que le pueden ofrecer a tu negocio. ¿Qué esperar para adquirir el tuyo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *