fbpx

Qué es y cómo se utiliza un termómetro de cocina

Qué es y cómo se utiliza un termómetro de cocina

El termómetro de cocina es una herramienta que debe estar presente en las cocinas profesionales y las de los hogares para preparar los alimentos a la perfección. No sólo es importante para tener una buena cocción en los ingredientes, también permite conocer si la temperatura interna es la correcta para evitar una intoxicación.

Los termómetros de cocina también son de gran ayuda cuando se van a realizar recetas que necesitan precisión. Así que permanece con nosotros para que aprendas un poco más sobre los termómetros de cocina y sus utilidades.

¿Qué es un termómetro de cocina?

¿Qué es un termómetro de cocina?

Es un utensilio que tiene como función medir la temperatura de los alimentos que preparas. También puedes utilizarlo para conocer la temperatura en el interior de un horno o un congelador. Además, te ayuda a medir si el plato que estás preparando se encuentra en el punto de cocción ideal que ha pedido el cliente.

Por lo general, los termómetros de cocina están graduados en grados Celsius, pero también pueden estarlo en grados Fahrenheit. Incluso algunos podrías tener las dos temperaturas.

¿Cómo se utiliza un termómetro de cocina?

Los termómetros de cocina tienen diferentes usos como saber si los alimentos están cocidos de forma uniforme o si tienen una temperatura interna adecuada para saber si son seguros de comer. Para utilizarlo de la mejor manera, la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos ha establecido los pasos a seguir durante su uso.

Primero se debe adquirir un termómetro que se adapte al alimento que vas a preparar, eligiendo entre varios tipos que van del termómetro manual al termómetro digital.

Utiliza agua con hielo para tomar su temperatura y confirmar que son precisos sus datos, y espera la cantidad de tiempo que indican las instrucciones para observar la temperatura.

Al conocer si tu termómetro es certero, sólo debes buscar la temperatura correcta del alimento que vayas a preparar y medirla con tu termómetro de cocina hasta que sea perfecta para retirar del fuego.

Es importante que, cada vez que termines de utilizar tu termómetro de cocina, lo limpies con agua y jabón para evitar que le queden restos de comida.

Tipos de termómetros de cocina

Tipos de termómetros de cocina

Los termómetros son herramientas de gran utilidad en la cocina, para que se cocinen a su punto sin quemarse ni perder su aroma, textura y su sabor.

Aunque quizás no sea un instrumento muy utilizado en la cocina doméstica, es ideal comenzar a utilizarlo para crear platos dignos de un restaurante. Así que te dejamos una descripción de los tipos de termómetros de cocina que existen para que sea más sencillo para ti adquirirlos.

>  Qué es y para qué sirve una rustidera

Termómetro digital

Este tipo de termómetro funciona colocando un sensor térmico dentro del alimento, que te va a indicar su temperatura interna.

El sensor no se debe colocar mientras los productos se están cocinando. Es importante colocarlos sólo cuando falten pocos minutos de cocción.

Termómetro láser

El termómetro láser funciona con un sistema de luz infrarroja que capta la temperatura externa de los alimentos. Por esa característica, es utilizado para medir ingredientes que funcionan como cobertura de otros alimentos como salsas, cremas o mermeladas.

También es utilizado para medir la temperatura del horno cuando ha terminado el tiempo de precalentamiento.

Termómetro confitero

Este termómetro es perfecto para el área de la repostería, ya que soporta y mide con precisión las altas temperaturas del caramelo, las mermeladas, los jarabes y los almíbares.

Tiene indicadores para que observes si debes subir o bajar la temperatura de la cocina o del horno, de acuerdo con la temperatura promedio de la receta.

Termómetro profesional

Es una vara de longitud media con una aguja en la punta y que, por mango, tiene una pantalla digital en la que se observa la temperatura tomada de los alimentos.

Al ser de uso profesional, su margen de error en la toma de la temperatura es nulo y su precisión es excelente. Además, se pueden utilizar para comprobar la temperatura de salsas y otros líquidos sin que la humedad afecte la medición.

Son ideales para cualquier negocio del mundo de la hostelería y la restauración, sobre todo los de alta categoría y los que elaboran recetas complejas.

Es importante lavar la vara con jabón y agua tibia para evitar que queden rastros de alimento, pero sin mojar el sensor que realiza la medición de la temperatura porque podría descalibrarlo.

Por último, debes secarlo con una bayeta suave de un material como la microfibra y guardar la vara en una funda para evitar accidentes con la aguja.

Termómetro para hornos

Funcionan al colocar una varilla en la receta que estás horneando, que está unida a un cable conectado a un artefacto con una pantalla que muestra la temperatura.

De esa forma, no es necesario abrir y cerrar el horno con frecuencia, causando una alteración en la temperatura.

Incluso, los termómetros para hornos más avanzados tienen la opción de programar alarmas para que notifiquen cuando tu receta ha llegado a la temperatura deseada.

>  Tipos de hornos industriales

Termómetro para carnes

Este tipo de termómetro toma la temperatura interna de la carne al introducir una vara de metal en el corte que se está cocinando. Sin embargo, no funciona para conocer la temperatura externa.

Utilizando este termómetro, puedes conocer la temperatura de la carne durante su proceso de cocción para saber a qué temperatura está lista para retirarla.

Para obtener mayor precisión en la temperatura de la carne es ideal que insertes la vara de metal varias veces en las partes más gruesas del corte de carne sin acercarte a la grasa o los huesos que tenga.

Ventajas del uso de termómetros de cocina

Ventajas del uso de termómetros de cocina

El uso de los termómetros de cocina engloba una serie de ventajas y beneficios increíbles para tus recetas. Entre ellas se pueden resaltar el sabor, la economía, la cocción del producto y la salud, que detallaremos a profundidad a continuación.

Cocción de los alimentos

Hay recetas complejas como los alimentos horneados que necesitan mantener su temperatura para que no queden crudos ni se quemen. Con ayuda de los termómetros se conoce la temperatura interna que poseen, con la que puedes aproximar el tiempo de cocción que necesita para que quede cocido en su punto.

Además, la temperatura te advierte en caso de que un mismo alimento no se esté cocinando de forma pareja y tenga temperaturas de cocción distintas.

Salud

Una de las principales ventajas que tiene el uso de los termómetros de cocina es que permite medir la temperatura de los alimentos para retirarlo de la cocción cuando haya llegado a la temperatura correcta.

Cuando un alimento ha llegado a esa temperatura perfecta en su interior significa que no hay presencia de bacterias que causen intoxicaciones.

Sabor

Al conocer la temperatura de un alimento, sabrás si debes ajustar la temperatura para obtener un mejor resultado.

Dependiendo de la temperatura de cocción puedes obtener un alimento suave, en un punto medio o compacto.

También, de acuerdo con el tiempo de la cocción y su temperatura, los alimentos pueden absorber mejor los condimentos que les agregaste para tener un sabor increíble.

Economía

Hay termómetros de cocina con precios que van desde los 10 euros en adelante, según su modelo y su función de acuerdo con distintos alimentos.

Es decir, son accesibles para que tengas uno en casa o en tu establecimiento y tengas una mayor precisión al cocinar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *