fbpx

Sartén hierro fundido ¿Qué es y por qué lo necesitas?

sarten hierro fundido

Si necesitas comprar sartenes nuevas, desde Cocimia te recomendamos que le des una oportunidad a la sartén hierro fundido. Son económicas, duraderas y no contienen elementos perjudícales para tu salud.

¡Quédate con nosotros! y descubre todas las prestaciones que una sartén de hierro fundido puede ofrecerte en la cocina de tu casa, restaurante o negocio hostelero.

Sartén hierro fundido ¿Qué es?

La sartén de hierro fundido es un utensilio culinario elaborado en una aleación de hierro y carbono que resulta altamente resistente y duradera.

Gracias a estas cualidades se ha vuelto una excelente herramienta para preparar los más variados y exquisitos platos.

sarten hierro fundido

Además, la durabilidad del hierro fundido, hacen de este sartén el indicado para los negocios hosteleros. Esto, debido a que resisten muy bien el uso frecuente y prolongado, como el que se les da en una cocina de restaurante.

Tipos de sartén hierro fundido

En el mercado encontrarás sartenes y ollas con diferentes tipos de hierro fundido, unos totalmente de hierro y otros con ciertos elementos añadidos.

Entre ellos se distinguen:

  • Sartén de hierro fundido sin curar: Es la sartén clásica y más común que viene sin ningún tipo de tratamiento ni recubrimiento. Para utilizarla debe aplicársele el proceso de curado.
  • Sartén de hierro fundido curado: Esta ya viene previamente curada de fábrica por lo cual puede usarse inmediatamente.
  • Sartén de hierro fundido esmaltado: Esta sartén viene recubierta con un esmaltado que permite usarla desde el primer momento y hace más fácil su mantenimiento.
  • Sartén de hierro mineral: Su fabricación mediante procesos mecánicos y planchas de hierro la hacen más fina y ligera que el resto. También viene recubierta con cera de abeja natural por lo que no amerita del proceso de curado.
>  Claves para encontrar la mejor batidora para hostelería

¿Por qué comprar ollas y sartenes de hierro fundido?

Estas son algunas razones por las cuales necesitas comprar sartenes y ollas de hierro fundido para la cocina de tu casa o restaurante.

Duran mucho tiempo

La sartén de hierro fundido destaca principalmente por su resistencia y durabilidad prolongada. Te durará toda una vida si le das los cuidados necesarios, siendo muy rentables cuando se trata de economía para tu bolsillo.

Distribuyen muy bien el calor

El hierro fundido es un material de excelente calidad que posee muy buena conductividad térmica. Distribuye el calor uniformemente por toda la superficie, permitiendo una mejor cocción de los alimentos.

Versatilidad de usos

Las sartenes y ollas de hierro fundido funcionan muy bien en la estufa y en el horno. También, podrás llevarla a la mesa para servir directamente de tu cazuela de hierro fundido al plato.

Son fáciles de limpiar

Las sartenes de hierro fundido deben limpiarse preferiblemente sin detergentes y de ser necesario con uno no muy agresivo. Generalmente, basta con pasar una toalla húmeda para retirar restos de aceite y lavarla con abundante agua fría.

No afectan la salud

El hierro fundido no es un material tóxico por lo que no existe el riesgo de contaminar los alimentos con elementos peligrosos para tu salud.

Desarrolla anti adherencia

Estas sartenes de hierro fundido mejoran sus propiedades antiadherentes con el uso frecuente. Todo esto, gracias a que la superficie porosa de la sartén absorbe partículas aceitosas las veces que se cocina sobre ella, creando así una capa protectora.

Ideal para barbacoa y grill

Son el complemento perfecto para una barbacoa de hierro fundido, ya que soportan temperaturas extremas y pueden usarse directamente sobre el fuego o carbones calientes.

>  Cómo usar un sacacorchos profesional sin esfuerzos

También, las hay de superficies acanaladas como la plancha de hierro fundido para dorar jugosas carnes al grill.

Cómo curar un sartén hierro fundido

La mayoría de las sartenes de hierro fundido que encuentras en el mercado necesitan pasar por un método de curado.

Este proceso le proporcionará una cubierta protectora contra el óxido y evitará que los alimentos se adhieran a la sartén.

Para realizarlo, esto es lo que debes hacer:

  1. Lo primero que deberás hacer es limpiar muy bien la sartén con agua caliente, lavaplatos y hasta una esponja de ser necesario. Esto en caso de presencia de óxido o alimentos muy adheridos.
  2. Una vez terminada la limpieza sécala con un paño y seguidamente llévala por unos minutos a la estufa hasta que evapore totalmente la humedad.
  3. Una vez se enfríe, agrégale una cucharada grande de aceite y espárcelo con un papel por toda la superficie, tanto por el interior, exterior y las asas.
  4. Introduce dentro del horno la sartén volteada, es decir boca abajo  y hornea a 250ºC durante 1 hora.
  5. Apaga el horno y deja enfriar completamente por lo menos 3 horas.
  6. Saca la sartén y con la toalla retira el exceso de aceite que pueda tener.
  7. Finalmente, repite el proceso por lo menos dos veces más para asegurar la formación de la película antiadherente o polimerización del aceite sobre el sartén.

¿Te convencieron todas las prestaciones que una sartén hierro fundido puede ofrecerte en la cocina? Si es positiva tu respuesta, entonces  pásate por nuestra web y elige la sartén de hierro fundido que más te guste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *