fbpx

Salsa holandesa fácil – Receta 2019

Salsa holandesa receta

Aunque tiene un nombre que confunde fácilmente, la salsa holandesa realmente es de origen francés.

En la alta gastronomía también se le conoce como sauce Isigny en honor a Isigny, comunidad francesa ubicada al norte del territorio galo.

Isigny es conocida por la calidad de la mantequilla que produce, ingrediente principal de la salsa holandesa.

La salsa Isigny es una emulsión de yemas de huevos y mantequilla clarificada, sazonada con sal y pimienta negra molida.

También se pueden encontrar variaciones de la salsa holandesa, cuando le agregan pimientos rojos, perejil picado e incluso hay chefs que le agrega cayena.

Cómo hacer la salsa holandesa

La salsa holandesa es una receta muy fácil de trabajar y lograr. Pero debe haber unos cuidados durante su preparación para evitar que se corte.

Es una salsa que se hace al momento de consumirla. En caso de reservarla, permitiendo que la mantequilla enfríe, la salsa se tornará sólida y perderá sus características.

Lo mejor es seguir los consejos y recomendaciones que os daremos en esta entrada del blog de cocimia.es para que lleguéis a la meta sin problema.

Es una receta que aporta muchísimo sabor a la comida y es realmente económica de preparar.

Ingredientes para hacer salsa Isigny

  • 3 huevos
  • 150 g de mantequilla
  • Zumo de limón
  • Sal
  • Pimienta al gusto

Preparación

La primera técnica que vais a aprender con esta receta es a clarificar la mantequilla.

En una cacerola mediana, colocamos los 150 gramos de mantequilla.

Ponemos la cacerola en la cocina a fuego medio. Esperamos que se derrita completamente la mantequilla.

¡No la dejéis hervir! Por tanto, debéis estar pendiente durante el derretido de la misma.

>  Receta simple: Calamares en su tinta

Una vez se derrita toda la mantequilla, la retiramos de la cocina. No debéis remover el resultado.

Este proceso busca separar el suero y la grasa de la mantequilla. Para la preparación de la salsa holandesa solo utilizaremos la grasa de la mantequilla.

Luego de 2 o 3 minutos de reposo, aún en estado líquido, debemos extraer toda la sustancia blanquecina que flota sobre la mantequilla derretida.

Debajo de la grasa de la mantequilla, de color amarillo intenso, veréis un líquido blanco, ese es el suero. No debemos utilizarlo en esta receta.

Separamos las yemas de los cuatro huevos. Reservamos la clara para otra preparación.

Batimos las yemas hasta conseguir montarlas. Este proceso se puede hacer muy fácil con unas varillas eléctricas.

Luego de montadas las yemas agregamos, en forma de hilo, la mantequilla clarificada.

Poco a poco, sin dejar de batir, proseguimos la incorporación de la mantequilla. Recuerda: No se debe emplear el suero blanco que se encontrará al fondo del recipiente donde está la mantequilla.

Luego de incorporar toda la grasa, agregamos un chorrito de zumo de limón, una pizca de sal, pimienta negra molida o cualquier otro ingrediente que hayáis decidido agregar a vuestra receta.

Trucos para hacer salsa holandesa

Plato de pescado con vegetales y salsa

Uno de los trucos principal para hacer la salsa holandesa es no permitir el descenso de la temperatura de la mantequilla. Como os dijimos, si se enfría se solidificará.

Para ello, la mejor opción es hacer la salsa en un bol a baño maría. El agua del recipiente receptor no debe estar hirviendo, solo caliente.

>  Refrigeración magnética: El enfriamiento del futuro

La temperatura también es importante para los huevos. Si la preparación llega a pasar los 70° C, las yemas de huevo se cuajarán.

Recetas con salsa holandesa 

La salsa holandesa es una crema ideal para usarla con pescado.

Sin embargo, en los últimos tiempos ha pasado a conquistar otras preparaciones.

Carnes, mariscos y verduras; bañadas en una buena cantidad de salsa holandesa, tomarán un sabor que os llevará a otra dimensión dentro de la gastronomía.

Además de exquisita, la salsa holandesa también sirve de base para otras salsas. Por ejemplo, salsa maltesa (con zumo de naranja y gotas de curazao) y salsa mostaza (con una cucharada de mostaza Dijon).

Adicionalmente, os dejaremos un video del canal de Hogarmanía en YouTube.

Ahí veréis al chef español Karlos Arguiñano preparando una salsa holandesa. Destaca que al final, Karlos le agrega vino blanco a la preparación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *