fbpx

Razones para tener un molinillo de café en tu restaurante

razones para tener un molinillo de café

Si quieres preparar un buen café, lo mejor es moler el grano por tu cuenta. De allí que, existan muchas razones para tener un molinillo de café en tu restaurante y desde Cocimia queremos decirte todo al respecto.

Esta máquina no debe faltar en tu restaurante, sobre todo si sirves café constantemente a tus clientes. Estarás ofreciendo cafés de calidad, excelente sabor y aroma. ¿Quieres conocer más? ¡Sigue con nosotros!

¿Qué es un molinillo de café?

Un molinillo de café es una máquina para triturar los granos de café. Se tiene registro de su existencia desde el siglo XVII y ha contribuido en la popularización de esta bebida desde entonces.

Los primeros ejemplares que existieron fueron manuales y aún siguen estando entre nosotros. Para ponerla en funcionamiento, el usuario debe girar una manivela conectada a una muela.

Hoy día existen molinillos de café eléctricos, algunos utilizan cuchillas y otras muelas para triturar el grano.

5 razones para tener un molinillo de café en tu restaurante

Existen muchas razones para tener un molinillo de café en tu restaurante. Después de todo, se trata de una herramienta clave en la preparación de un buen café, con un sabor y aroma de alta calidad.

Si aún no te decides a comprar un molinillo de café, echa un vistazo a estas 5 razones que te convencerán:

1. Conseguirás un exquisito café

molinillo de café restaurante

Preparar la bebida de café inmediatamente después de moler el grano genera mejores resultados en cuanto a sabor y aroma. Así, tener un molinillo a la mano te permitirá realizar un café exquisito sin importar qué tan antiguo es el grano.

2. El café se conserva mejor en grano

El café molido pierde sus propiedades muy rápidamente, por lo que debería prepararse de inmediato. Por el contrario, el café en grano se mantiene íntegro por mucho tiempo si se almacena adecuadamente.

>  Tips para llamar la atención con las pizarras de hostelería

Si tienes un molinillo podrás moler el grano justo antes de preparar el café, conservando así sus propiedades.

3. Podrás ajustar el grado de molienda a tu conveniencia

El grado de molienda es el grosor del polvo que se obtiene como resultado de moler el grano. De él depende la extracción de las propiedades del café durante la infusión. Afortunadamente, los molinillos profesionales te permiten ajustar este parámetro.

Existen tres grados de molienda básicos: fino, medio y grueso. Sin embargo, puedes desarrollar niveles intermedios entre ellos según lo requieras.

4. Obtendrás el café molido ideal para tu cafetera

Cada tipo de cafetera está diseñada para procesar un grado de molienda específico. Las de tipo expreso requieren un polvo más fino, las de prensa francesa uno grueso y así sucesivamente.

Por suerte, al moler el grano tú mismo podrás ajustar el grado de molienda exactamente para tu cafetera. Así, podrás sacarle el mayor provecho y obtendrás un mejor resultado.

5. Un mismo café en grano te servirá para diversidad de recetas

Aunque cada receta requiere un grado de molienda particular, no será necesario que compres café molido para cada una de ellas. Te será suficiente adquirir el grano de tu preferencia y molerlo con el grosor correspondiente a cada preparación.

Además, el café en grano es de mejor calidad que el molido aún si tienen la misma procedencia.

¿Qué debes saber antes de elegir un molinillo de café de hostelería?

Antes de comprar un molinillo de café profesional para tu restaurante es importante que tomes en cuenta ciertos detalles. Entre ellos tenemos:

Aspas o muelas

Debes saber que en el mercado encontrarás molinillos con aspas o con muelas. Los primeros cuentan con una cuchilla que corta los granos al girar rápidamente. Estos son más baratos, sin embargo, no producen una molienda uniforme y pueden calentar el café, lo que altera el sabor.

>  Vinotecas y refrigeradores de vino

Por su parte, los otros básicamente vienen con dos muelas que trituran los granos cuando una de ellas gira respecto a la otra. Ellos muelen el grano uniformemente y permiten ajustar el grado de molienda. Además, calienten menos el café respecto a las de cuchilla.

Muelas planas o cónicas

Si te decides por las muelas, que es lo más recomendable, debes saber que las hay planas y cónicas. Generalmente, las segundas están destinadas para un mayor consumo. Aunque giran a menor frecuencia, conveniente para que no se caliente el grano, suelen moler más rápido.

Sin embargo, un molinillo con muelas planas te vendría bien si el consumo de café en tu restaurante es bajo.

Molinillo con o sin dosificador

El dosificador no es imprescindible pero sí muy práctico. Su función principal es proporcionar una misma cantidad de café en cada taza de forma automática. Esto agiliza en gran manera el trabajo del barista.

Sin embargo, los molinillos con dosificador suelen ser más difíciles de limpiar, llegando a almacenar restos de moliendas antiguas. Además, los granos depositados en ellos por largo tiempo pueden estropearse.

Potencia

La potencia es otro de los factores que debes tener presente. Por un lado, los molinillos de café para hostelería más potentes pueden producir una molienda más fina. Aunque, estos son de los más costosos.

Ahora que ya conoces estas 5 razones para tener un molinillo de café en tu restaurante, desde Cocimia te animamos a que adquieras el tuyo. ¿Qué estás esperando?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *