fbpx

Mi microondas no calienta, ¿por qué? ¡Auxilio!

Mi microondas no calienta ¡Por qué? ¡Auxilio!

El microondas es una de las herramientas más importantes de la cocina y que toda persona debería tener en su hogar o restaurante para calentar en pocos minutos bebidas y alimentos.

Sin embargo, hay una situación que nos pone los pelos de punta a todos.

Mueres de hambre, tienes pocos minutos para comer tu almuerzo y salir a una reunión importante, colocas el plato en el microondas, colocas el tiempo, lo pones a funcionar, suena y, al sacar la comida, está tan fría como entró.

Y es que el microondas es un electrodoméstico de uso sencillo, pero no entendemos su funcionamiento. Por tanto, cuando no funciona no tenemos ni idea de qué o dónde revisar.

En este artículo conocerás algunos de los motivos por los que tu microondas puede estar presentando alguna falla y solucionarlo en el menor tiempo posible.

Iniciemos por lo más sencillo: el enchufe

Iniciemos por lo más sencillo: el enchufe

Uno de los problemas más comunes es que el enchufe no funcione como debe o que no reciba la energía eléctrica suficiente para poner en funcionamiento el microondas.

Desconecta el microondas de la toma de corriente que utilizas con frecuencia y prueba algún otro electrodoméstico.

Otra prueba es desconectar el electrodoméstico, colocarlo en otra parte del sistema eléctrico, conectarlo y probar si funciona.

Si luego de terminar con estas sencillas pruebas certificas que el electrodoméstico sigue sin funcionar, significa que tu microondas tiene un problema interno.

Revisa los fusibles del equipo

Revisa los fusibles del equipo

Por lo general, la quema de un fusible es la causa de desperfecto en una buena cantidad de electrodomésticos que dejan de funcionar sin motivo aparente.

Estos fusibles pueden derretirse o quemarse si el microondas tiene mucho tiempo sin mantenimiento, si tenían un fallo de fábrica o si estuvo sometido a muy altas temperaturas.

Y eso no significa que esté funcionando con problemas, los fusibles están hechos para quemarse y proteger algún daño permanente en cualquier artefacto eléctrico.

La solución para este problema es contactar a tu técnico de confianza para que sustituya el fusible, además debe revisar qué ocasiona el problema y certificar que el microondas funcione como nuevo.

Si tu microondas no calienta, revisa la placa de mica

Si tu microondas no calienta, revisa la placa de mica

Otro de los problemas que puede estar causando que tu microondas no funcione de forma habitual, es que la placa de mica tenga alguna perforación o esté rota en alguna parte.

La placa de mica es una chapa ubicada en la parte interna del microondas y tiene como finalidad proteger el magnetrón de cualquier alimento que pueda salpicarlo durante su calentamiento. 

En este caso, es necesario que un técnico se encargue de cambiar la placa de mica por una nueva y se pruebe el microondas para descartar otro tipo de fallas adicionales.

Circuitos internos, una razón común cuando el microondas no calienta

Circuitos internos, una razón común cuando el microondas no calienta

Cuando los circuitos internos del microondas no funcionan de forma adecuada, las ondas electromagnéticas no se transmiten con la cantidad ni la potencia necesaria para calentar la comida.

Un técnico especializado en microondas debe revisar los componentes del circuito interno de tu electrodoméstico, determinará cuál es la raíz de la falla y encontrará al menos una forma de solucionarlo en el menor tiempo posible.

Aunque es un problema que puede ser detectado por el técnico, su reparación puede tener altos costes e incluso no tener solución.

¿Todo bien con el magnetrón?

¿Todo bien con el magnetrón?

Las fallas en el magnetrón es una de las fallas graves que puede tener un microondas.

El magnetrón es la pieza encargada de transformar la energía eléctrica adquirida a través de la toma de corriente en energía electromagnética, para crear las ondas que se encargan de calentar nuestros deliciosos platos de comida.

Debes llamar a un técnico para que revise esta pieza y defina con certeza si se puede realizar el cambio de la pieza, si necesita una reparación mayor o si el problema de tu microondas no tiene una solución.

Podría haber una obstrucción

Podría haber una obstrucción

Aunque te parezca tonto, esta es una de las fallas más recurrentes al momento de identificar cuál es la razón por la que tu microondas no está calentando de forma habitual.

Revisa que la puerta de tu microondas se cierra completamente y verifica si el plato giratorio está funcionando durante el proceso de calentar un plato de comida o alguna bebida.

Por lo general, las obstrucciones en los microondas son causadas por restos de alimentos que se cayeron durante su calentamiento.

Así que es importante tener una buena limpieza del microondas para evitar estas incómodas obstrucciones. Lo ideal es limpiarlo después de cada uso, eliminarás la posibilidad de obstrucciones y malos olores.

En caso de que ya hayas limpiado y la obstrucción continúe, contacta a un técnico de microondas para que realice las revisiones necesarias.

Microondas no calienta con la potencia habitual

Microondas no calienta con la potencia habitual

Si tu microondas no calienta tus alimentos con la potencia a la que estabas acostumbrado debes tener en cuenta dos factores.

Los alimentos que desees calentar en el microondas necesitan una potencia diferente según la cantidad que estés colocando a calentar y su estado físico. 

Por ejemplo, un plato con pasta no requiere la misma potencia que una taza de café o una bolsa de palomitas para microondas.

Al colocar más cantidad de comida de la que siempre calientas es necesario duplicar el tiempo de calentamiento. 

Además, una de las recomendaciones es que cuando se haya cumplido la mitad del tiempo debe removerse para obtener un calentado homogéneo.

>  Calentador de platos para restaurantes, las 7 mejores opciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *