fbpx

¡Mi freidora no calienta! Cómo solucionarlo paso a paso

freidora-portada

¿Sabías que las averías de las freidoras suelen ser problemas menores y extremadamente fáciles de reparar?

Si la freidora no funciona, puede que no necesites más que un par de herramientas para arreglarla. Es más, con nuestra pequeña guía de instrucciones, no te tomará más de 20 minutos hacerlo por ti mismo.

¿Te animas a poner en práctica las indicaciones que el equipo de Cocimia ha preparado para ti? Entonces, este manual te va a servir de gran ayuda.

¿La freidora eléctrica no calienta? He aquí la solución

Los problemas más frecuentes de las freidoras eléctricas consisten en malas conexiones, o bien, en averías del interruptor de encendido.

La revisión es mucho más sencilla de lo que podrías imaginar, ¿y sabes cuál es la mejor parte? No tendrás que llamar a un experto ni gastar más de lo necesario en cualquiera de las dos instancias, ¿no es genial?

Para llevar a cabo esta simple labor, sólo vas a requerir de un destornillador, un multímetro y algo de cinta metálica.

Ahora bien, ¡empecemos!

freidora-cuerpo

Comprueba la conexión

En muchas ocasiones, las freidoras no calientan porque se apagan y encienden sin control. Puede que la avería de tu freidora no sea más que un problema en la conexión, aunque suene increíble. Para revisarla, sólo debes hacer lo siguiente:

  • Espera a que este totalmente fría por seguridad, incluso si no parece calentar lo suficiente.
  • Asegúrate de que la freidora esté desconectada.
  • Evalúa el encendido de la freidora. Este se regula a través del termostato, por lo que se apaga al alcanzar la temperatura indicada; sin embargo, no debe tardar en encenderse.
  • Cerciórate de que el cable de conexión no tenga ningún tipo de imperfecciones.
  • Corrobora que la toma de corriente esté funcionando.
  • Prueba tu freidora en otro enchufe.
>  Cómo reparar una sandwichera paso a paso

Bastante fácil, ¿no? Ahora bien, si el problema no está en la conexión es hora de revisar el interruptor de seguridad.

¡Hagámoslo!

Reparar la resistencia de tu freidora: más sencillo, imposible

La tarea de comprobar el interruptor de tu freidora eléctrica puede parecer difícil; sin embargo, sólo tendrás que seguir los pasos a continuación para volver a servir las mejores frituras:

  • Comprueba que la freidora no esté caliente.
  • Apaga y desconecta la freidora antes de iniciar.
  • Remueve el fondo de la misma para retirar la resistencia; sólo debes usar las manos y tirar cuidadosamente.
  • Localiza y extrae todos los tornillos de la cubierta de la caja de tu freidora.
  • Junto a la resistencia hay un interruptor de seguridad que activa y desactiva la misma. Localiza su conexión en la parte interna. Estará justo debajo del interruptor posterior.
  • Pon tu multímetro en escala de voltaje en 200.
  • Comprueba directamente el interruptor de seguridad con los dos extremos del multímetro.
  • Si no recibes señal, el interruptor de seguridad es lo que no permite que tu freidora caliente.
  • Remueve el interruptor con cuidado.
  • Reconecta directamente los cables que pasan a través del mismo.
  • Utiliza la cinta metálica para aislar la conexión.
  • Prueba el encendido de tu freidora.

Ahora sólo tendrás que conseguir el mismo modelo del interruptor, rehacer las conexiones y tu trabajo estará terminado.

Ahora podrás volver a cocinar las más increíbles preparaciones fritas en tu negocio. Si el fallo persiste después de haber ejecutado los pasos anteriores, no dudes en llamar a un especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *