fbpx

Merengue italiano Receta 2019

Merengue italiano receta

De los tres tipos de merengue que existen en la repostería: suizo, francés e italiano, nos quedamos con el merengue italiano.

Su textura y firmeza nos parece ideal y perfecto para adaptar a cualquier postre que requiera de un merengue para maximizar su sabor.

El merengue italiano, además de agregar sabor y textura a cualquier postre, os vestirá de lujo vuestras preparaciones, dándoles ese toque especial que todos deseamos en nuestros platos.

La preparación consta de pasos sencillos y puede ser realizada -sin problema- por cualquier persona sin importar el nivel de conocimiento en el área de la repostería.

Es el único merengue, de los tres mencionados, que en el proceso las claras se cocinan. Esto minimiza cualquier riesgo por consumo de las yemas de huevo crudas.

Receta para hacer merengue italiano

Azúcar para postres

Los ingredientes de este merengue son tres: huevos, agua y azúcar.

La magia radica en utilizar los ingredientes en las cantidades requeridas y en las proporciones adecuadas. Además, se hace fundamental el pesado de todos para asegurar la perfección.

Ingredientes

  • 240 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 80 ml de agua

Preparación

Batido de merengue italiano

Dato importante ante de comenzar: Para facilitaros la vida, os recomendamos la utilización de un termómetro para cocina para esta preparación.

En una cazuela pequeña, pero profunda, colocamos los 80 ml de agua y los 240 g de azúcar.

Prendemos la cocina, a medio fuego, y ponemos la cazuela.

Introducimos el termómetro para trabajar con completo control de la temperatura.

Separamos las claras de huevo. No debe tener ni un poco de yema. En caso de que alguna de las claras tenga parte de la yema, no la utilicéis en esta preparación.

>  Tips para limpiar la piedra volcánica de la barbacoa

Cuando el termómetro marque que la temperatura del almíbar llegó a 100 ° C, llegó el momento de comenzar a trabajar con los huevos.

Comenzamos a batir las claras con el vigor necesario para montarlas.

El almíbar debe llegar a 118° – 120 ° C para comenzar a incorporarlo a las claras batidas.

Entre una temperatura entre 118 y 120° C, el almíbar de azúcar alcanza lo que se llama punto de bola en la repostería. Ese es la consistencia exacta que estamos buscando.

En forma de fino hilo constante, apuntando hacia las paredes internas de bol, vamos incorporando el almíbar a las claras montadas.

Evita agregar mucho o que el almíbar choque contra las aspas de la batidora. En ninguno de los dos casos conseguiréis una preparación homogénea como la que se está buscando.

Luego de incorporar todo el almíbar, seguiremos batiendo la preparación hasta que la temperatura del merengue sea la mismo del ambiente.

Al finalizar, veréis un producto muy brillante y firme. En ese momento, en caso de que deseéis, podéis incorporar algunas gotas de colorante para cambiar el color del merengue.

Consejos para hacer un merengue italiano perfecto

Usos del merengue italiano

Ahora vamos a daros algunos trucos y consejos para conseguir el mejor merengue italiano.

  • Los ingredientes se deben agregar en la proporción adecuada. Sacáis las cuatro claras. Las pesáis. Utilizaréis el doble del peso de las yemas en azúcar y 1/3 -del mismo peso- de agua.
  • Las claras deben estar a temperatura ambiente.
  • El almíbar se debe incorporar cuando las claras estén montadas. En caso contrario, podéis estropear toda la preparación.
  • La incorporación del almíbar, como comentamos con anterioridad, debe ser con un hijo fino y continúo. Así habrá tiempo de incorporar bien las claras antes de que se cree indeseado pozo de almíbar en el fondo del bol.
  • Si queréis utilizarlo para decorar un postre, al final, podéis agregar una o dos cucharadas de azúcar glas. Con esta incorporación, conseguiréis mayor firmeza y protegerá el merengue de la humedad.
>  Aire acondicionado para restaurantes, 10 claves para elegir el tuyo

A continuación, os dejamos con un vídeo de La cocina de Merche Borjas donde podréis observar el proceso.

Os recomendamos su revisión para que despejéis cualquier duda que os quede de la explicación anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *