fbpx
mantenimiento-freidoras-industriales

Mantenimiento freidoras industriales para sacarles el máximo partido

Hoy desde Cocimia queremos decirte cómo hacer el mantenimiento freidoras industriales para sacarles el máximo partido en tu cocina profesional. Un proceso de limpieza que no consumirá mucho de tu tiempo.

Todo esto, considerando que las freidoras industriales se han vuelto un equipamiento imprescindible para los negocios de restauración, gracias a su eficacia y velocidad de cocción. Por lo tanto, resulta conveniente aprender sobre sus métodos de limpieza para así alargar su vida útil.

Entonces, no dejes de leer, si quieres aprender cómo hacer el mantenimiento de tu freidora industrial.

¿Cómo usar la freidora industrial en tu restaurante?

Es importante que aprendas a darle un uso correcto a la freidora industrial de tu local de restauración. Especialmente porque eso le generará un plus de eficiencia, mientras alargas su vida útil simultáneamente.

Para ayudarte a lograrlo, te diremos cómo usar la freidora industrial de tu restaurante en 5 pasos fáciles de aplicar

1. Agrega la cantidad apropiada de aceite

Para comenzar, debes dirigirte al manual de fabricante porque allí encontrarás algunos datos de tu freidora industrial que te conviene conocer. Por ejemplo, aparecerá la cantidad exacta de aceite que debes agregar en la cubeta. 

Es importante que te amoldes a la cantidad de aceite de aparece en el manual. Puesto que si la llenas demasiado, tu freidora industrial comenzará a trabajar forzado y el aceite terminará desbordándose una vez esté en funcionamiento. 

2. Espera a que alcance una temperatura acorde 

El error que comenten muchos profesionales de cocina, es que utilizan la freidora industrial antes de que esté apta para su uso. Eso ocurre más que todo cuando tienen la casa llena y se desesperan por sacar las órdenes lo más rápido posible. 

>  Ventajas de la cafetera de mano en tu restaurante
temperatura adecuada freidora industrial

Lo correcto es comenzar a usar tu freidora industrial una vez esté caliente. Es decir, cuando alcanza una temperatura de entre 160ºC y 185ºC significa que está apta para freír los alimentos solicitados por la clientela.

3. Evita echar comida mojada  

En ningún momento debes echar los alimentos mojados en tu freidora. Puesto que esto ocasionará salpicaduras de aceite caliente una vez la freidora esté en funcionamiento, lo cual acarreará accidentes en el personal.

Lo correcto, es que luego de lavar los alimentos, los seques con un trapito especial o servilletas de cocina. De esta manera podrás reducir las probabilidades de accidentes en tu cocina profesional y tu personal trabajará con más confianza. 

4. Cambia el aceite frecuentemente 

Es estrictamente necesario que cambies el aceite de tu freidora industrial cada vez que lo veas sucio o con un tono más oscuro. Este tipo de equipamiento de cocina industrial es más eficiente cuando trabaja con aceite fresco.

Además, cambiar el aceite de la freidora industrial frecuentemente forma parte de mantener buenas condiciones de salubridad alimentaria. Lo cual, no solo te evitará sanciones, sino también dolores de barriga en tus comensales.

5. Usa aceite de calidad únicamente 

Por último, debes asegurarte de utilizar aceite de alta calidad en tu freidora industrial. Eso te permitirá ahorrar costes a largo plazo, ya que no tendrás que cambiarlo con tanta frecuencia como con uno de baja calidad.

Para eso, necesitas encontrar un proveedor de aceite que te ofrezca los estándares de calidad que necesitas para tu equipamiento. Asegúrate de encontrar el proveedor indicado, no tienes que decantarse por la primera opción.

¿Cómo hacer un correcto mantenimiento freidoras industriales?

No te preocupes si no sabes cómo limpiar tu freidora correctamente, ya que en las siguientes líneas te enseñaremos a hacerlo.  

Desconecta la freidora del tomacorriente 

Recuerda que la seguridad del personal es lo más importante. Por eso, necesitas desconectar tu freidora para hacerle el mantenimiento y así evitar accidentes que pongan en riesgo la integridad física de tu personal. 

Extrae el aceite 

Una vez el aceite de tu freidora se enfríe completamente, procede a extraerlo para poder lavar la cubeta del aceite. En caso de que el aceite esté en buenas condiciones de uso, ponlo en un recipiente seguro para que lo uses más tarde. 

>  Envasadora al vacío profesional o industrial

Friega la tapa

Por lo general, las freidoras industriales traen una tapa extraíble que debes remover para lavar con agua y detergente. Si posee demasiada grasa adherida, debes recurrir a un desgrasante hecho a base de componentes naturales preferiblemente. 

Existe la posibilidad de que la tapa no se pueda retirar. Bajo una situación similar, te aconsejamos limpiarla con un pañito húmedo hasta que te quites toda la suciedad y grasa que puedas de su superficie. 

Limpia el cesto de la freidora

Lo siguiente será limpiar el cesto de la freidora, ya que allí suelen quedar adheridos restos de comida. Para hacerlo, lo aconsejable es meter dicho cesto en agua tibia y jabón durante 15 minutos, ya que así será más fácil retirar la suciedad. 

En caso de que el cesto de la freidora no esté muy sucio, tienes la opción de introducir lo en el lavavajillas. Eso te permitirá ahorrar tiempo y esfuerzo que puedes aprovechar para cumplir con otras tareas de tu negocio de hostelería. 

Extraer la cubeta del aceite y límpiela

La cubeta donde va el aceite es uno de los elementos donde más debes enfocarte al momento de limpiar tu freidora industrial. Especialmente, porque es la parte que más sociedad acumula y esto puede interferir directamente en el sabor de los alimentos si le hace un mantenimiento correcto.

Así que asegúrate de extraer la cubeta de la freidora para limpiarla. Este proceso de limpieza puedes hacerlo cómodamente en tu fregadero, utilizando agua caliente y jabón para una limpieza a profundidad.

Al final, es importante que la enjuagues con abundante agua. De lo contrario, el olor a jabón persistirá y se transferirá a los alimentos que pretendas freír en dicho equipamiento, lo que repercutirá negativamente en el sabor de los platos.

No olvides limpiar el exterior de tu freidora

No te olvides de limpiar el exterior de tu freidora industrial, ya que también puede acumular suciedad y grasa. Para ello, te recomendamos utilizar un pañito húmedo con agua y detergente no corrosivo, así no se verá afectada la estructura de tu equipamiento. 

También debes recurrir a un desengrasante en caso de que sea necesario. En fin, limpia  cada zona minuciosamente hasta conseguir un acabado final óptimo y así tu equipamiento luzca como recién comprado. 

¡Conclusiones finales!

El mantenimiento de las freidoras industriales resulta ser más simple de lo que muchos pensarían. Este proceso solo te tomará unos cuantos minutos de tu tiempo, quizás una hora si te gusta apostar por una limpieza profunda.  

Pon en práctica lo aquí aprendido sobre el mantenimiento de las freidoras industriales y alargarán la vida útil de tu equipamiento. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro newsletter