fbpx

Pasos para limpiar una freidora de forma adecuada

Pasos para limpiar una freidora de forma adecuada

Entre los implementos más utilizados en la cocina tenemos las freidoras. Pero hablemos claro, limpiar una freidora de forma adecuada puede ser un verdadero dolor de cabeza, sobre todo cuando lo hacemos por primera vez.

Una freidora es una excelente aliada a la hora de preparar recetas especiales como pollo frito o unas deliciosas papas fritas, sobre todo cuando el público infantil está entre tus clientes objetivos.

Este equipamiento te permitirá ahorrar tiempo durante la elaboración del menú, ya que es muy fácil de utilizar, sin embargo, para alargar su tiempo de vida útil es necesario mantenerlo en óptimas condiciones realizando un mantenimiento adecuado.

Aquí compartiremos algunas recomendaciones que te ayudarán a limpiar la freidora de forma correcta.

¿Qué materiales necesitamos para limpiar una freidora?

¿Qué materiales necesitamos para limpiar una freidora?

Para limpiar la freidora es necesario contar con algunos productos que facilitarán este proceso.

Entre ellos podemos mencionar:

  • Toallas de papel.
  • Esponja suave.
  • Espátula de plástico o silicona.
  • Paño seco.
  • Paño húmedo.
  • Jabón líquido.
  • Limpiador de hervor.

Paso a paso para limpiar tu freidora

Paso a paso para limpiar tu freidora

Limpiar la freidora de tu restaurante puede llegar a ser un trabajo tedioso debido a la gran cantidad de residuos de alimentos y aceite que pueden acumularse en este equipamiento, sobre todo si no la limpias con frecuencia.

La recomendación general para mantener la higiene de este electrodoméstico es limpiarlo a fondo cada 2 ó 3 días, si su uso es diario. En cambio, si se utiliza con menos frecuencia, puedes distanciar un poco más el tiempo para su higienización, evitando así que se acumule la suciedad.

Estos son los pasos que debes seguir al limpiar la freidora de tu restaurante:

  1. Desconectar la freidora de la toma de corriente.
  2. Asegurarse de que el aceite contenido en la freidora esté frío, de esta manera evitarás quemaduras.
  3. Vaciar todo el aceite de la freidora y verterlo en un recipiente seguro con tapa hermética, bien sea para reutilizarlo o para descartarlo. ¡Detente! No viertas en aceite por el fregadero, podrías obstruir el desagüe.
  4. Retira la cesta de freír y ponla a remojar en el fregadero con agua y jabón.
  5. Limpiar los restos de aceite presentes en el tanque y la tapa de la freidora, utilizando paños o toallas de papel húmedo. De ser necesario, utiliza una espátula para retirar el aceite adherido a la freidora cuidando su acabado.
  6. Limpiar con mucho cuidado el calefactor de la freidora, para ello puedes utilizar toallas de papel seco.
  7. Tomar una esponja suave con jabón para platos y restregar la freidora haciendo movimientos circulares hasta eliminar por completo los restos de grasa.
  8. Llenar la freidora con agua caliente, tomando como guía la medida de aceite que utilizas para freír, para eliminar los restos de aceite apelmazados. Si el agua no está caliente, conecta la freidora y apágala una vez que hierva el agua.
  9. Verter agua tibia sobre la cesta para freír y frotar de un lado a otro hasta eliminar los restos de grasa, dejar escurrir o secar con un paño seco.
  10. Revisar las condiciones de los filtros de la freidora. De acuerdo a su estado podrás limpiarlos o reemplazarlos de ser necesario. Los filtros de espuma se limpian utilizando agua jabonosa caliente y luego esperando hasta que se sequen. Por el contrario, los filtros de carbón para los olores no se pueden lavar y debes reemplazarlos cuando se ensucien o se obstruyan con restos de alimentos.
  11. Darle la última lavada al tanque de la freidora, limpiando muy bien los costados con una esponja con agua y jabón, enjuagando el tanque con abundante agua hasta eliminar los restos de jabón.
  12. Secar la parte externa de la freidora con una toalla seca y esperar que interior se seque al aire.
  13. Para finalizar, asegúrate de que la freidora esté bien seca antes de conectarla al sistema eléctrico y usarla.
>  Cómo elegir el armario congelador ideal

Cómo limpiar la resistencia de una freidora

Cómo limpiar la resistencia de una freidora

La resistencia es uno de los accesorios más importantes de la freidora, en algunos casos puede extraerse de este artefacto antes o después de vaciar el aceite, para facilitar el proceso de limpieza.

Si no es posible extraer esta pieza de la freidora debes tener especial cuidado en no doblar o partir la resistencia al limpiarla.

Para limpiar la resistencia de la freidora no debes utilizar agua ni jabón, con tan sólo una toalla de papel podrás retirar la suciedad sin poner en peligro las propiedades de ésta.

Cómo limpiar el exterior de una freidora

Cómo limpiar el exterior de una freidora

Para limpiar el exterior de una freidora es necesario prestar especial atención a las recomendaciones del fabricante para evitar dañar la superficie externa de este útil equipamiento.

Por lo general, para realizar la limpieza externa de la freidora se utilizan productos delicados como esponjas suaves, jabón de lavar platos y desengrasante suave. Debes tener en cuenta que algunas piezas de la freidora se pueden mojar y otras no, por lo que debes identificarlas antes de iniciar la limpieza.

Una recomendación final para mantener el exterior de la freidora libre de grasa es realizar una limpieza regular luego de cada uso, de esta forma será más sencillo mantenerla limpia.

Trucos caseros para limpiar una freidora

Trucos caseros para limpiar una freidora

Para esas manchas de grasa difíciles de limpiar, compartiremos algunos trucos caseros que te permitirán eliminar este tipo de suciedad, usando productos económicos y de fácil acceso.

Bicarbonato de sodio

Para realizar la limpieza de la freidora sólo debes realizar una mezcla de agua con bicarbonato de sodio hasta obtener una pasta espesa.

>  Berenjenas rellenas de salchichas

Luego frota la mezcla con una esponja sobre la superficie sucia, realizando movimientos circulares hasta lograr el eliminar la grasa presente en la freidora.

El bicarbonato de sodio es ideal para eliminar la grasa debido a sus propiedades absorbentes, facilitando el trabajo sucio.

Vinagre

El vinagre es una solución desinfectante por excelencia, permite eliminar manchas de grasa y mantener la higiene en los distintos espacios de tu cocina.

Para eliminar las manchas de grasa en la freidora debes humedecer un paño limpio o una esponja con vinagre y frotar sobre la superficie hasta retirar los residuos de grasa.

Luego de limpiar con el vinagre, es necesario enjuagar la superficie de la freidora con agua, asegurándote de eliminar por completo los restos de vinagre.

Un truco final con el que obtendrás mejores resultados al limpiar la freidora de tu restaurante es combinando el bicarbonato de sodio con el vinagre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *