fbpx

Decantador de vino y otros accesorios que debéis tener

Decantador de vino blanco

Toda persona que se considere amante de la cultura vinícola, sabe que existen utensilios, como un decantador de vino, que permiten mejorar la experiencia.

Son utensilios que debéis tener junto a tu vinoteca, listos para usar.

El presente artículo busca presentaros todos los detalles para usar y seleccionar el mejor decantador de vino.

Además, conoceréis otros accesorios que necesitáis. Desde lo que son obvios, como el sacacorchos, hasta otros más específicos como el lito.

¿Para qué decantar un vino?

Decantador de vino en balcón

Aunque no siempre es necesario decantar un vino, ya que todo depende de factores como el tiempo de maduración, es vital conocer los motivos que hacen de esta tarea algo esencial para degustar un buen vino.

Hay tres razones fundamentales por las cuales se debe decantar un vino:

Filtrar el vino

Copas de vino tinto y blanco

Cuando las botellas de vino tienen mucho tiempo en proceso de maduración, se comienzan a formar sedimentos propios del proceso.

Esto no es ningún indicador de baja calidad del vino, se considera que la aparición de sedimentos o posos es parte del proceso.

Cuando se va a consumir una botella de reserva o gran reserva, lo ideal es que -al menos 24 horas antes del descorche- se coloque de verticalmente.

Esta posición de la botella permitirá que los sedimentos se concentren en el fondo de la botella.

Luego, sin agitar la botella, se abre y vierte lentamente en el decantador de vino.

La idea es que los sedimentos se queden en la botella o se emplee un filtro especial para evitar que caigan dentro del decantador.

Airear el vino

Aireado de vino

Cuando se descorcha un vino que tiene un largo tiempo en maduración, con toda seguridad desprenderá olores desagradables.

La falta de oxígeno durante la maduración es uno de los factores que lleva a la aparición de esos olores.

¿Cómo eliminarlos? Destapando la botella.

Con solo estar en contacto con el oxígeno, el buqué del vino se percibirá y desparecerá cualquier rastro de mal olor.

Cuando se vierte el vino es un decantador, se oxigena o airea la bebida, permitiendo que este proceso transcurra con naturalidad.

Abrir el vino

Abrir el vino

Cuando consumimos botellas de vino jóvenes debemos contribuir para que desarrollen o potencie su aroma y sabores.

A este proceso se le llama «abrir» el vino.

Es un proceso muy parecido al anterior. Ocurre cuando la bebida entra en contacto con el oxígeno.

>  Tecnologías para hostelería: innovación y transformación para tu negocio

El decantador de vino ayuda a que esté en contacto con el ambiente y se desencadene la reacción que buscamos.

Elige el mejor decantador de vino

Decantador de vino con tapa

Decantar el vino, como dijimos anteriormente, no siempre es necesario.

En casos de que sea necesario, debe realizarse en ambientes controlados. Oxigenar en exceso un vino podría generar reacciones indeseadas.

Para ayudaros en este proceso existen dos tipos de decantador de vino los de máxima oxigenación y los de mínima.

Veamos en qué casos debéis utilizar cada tipo de decantador.

Máxima oxigenación

Decantador de vino de máxima oxigenación

También conocidos como aireadores son ideales para vinos añejos, reserva o gran reserva, de maduración larga.

Tiene una boca ancha y una estructura que permite que el vino rompa al caer a su interior y se desencadene la oxigenación que necesitamos.

Además, tienen una base ancha para que la mayor cantidad de vino posible esté en contacto con el oxígeno.

Están pensados para ayudaros a eliminar los aromas propios de la reducción, olores desagradables que pueden recordar a cuartos húmedos e incluso azufre.

Mínima oxigenación

Decantador de vino de mínima oxigenación

Las paredes del decantador de mínima oxigenación están dispuestas para que el vino corra y llegue al fondo sin agitarse innecesariamente.

Tienen boca más estrecha lo que ayuda a que la oxigenación sea la mínima posible.

Son usados con regularidad para eliminar los sedimentos o posos del vino.

Accesorios para vino que deben encontrarse en una vinoteca

Accesorios para vino

Ya tenéis claro para qué es necesario contar con un decantador y cómo mejorará vuestra relación con los vinos.

Ahora, veremos otros accesorios para vinos que completarán los instrumentos que tenéis junto a vuestra vinoteca.

Cortacápsulas

Cortacápsulas para vino

Dispositivo, generalmente de plástico, que se ajusta al pico de la botella para eliminar la cápsula que recubre la boca de la botella y el corcho.

El cortacápsula está equipado por cuchillas que cortan la cápsula en un solo movimiento de la mano sobre la boca de la botella.

Luego de romper la cápsula, se procede a sacar a descorchar la botella.

Sacacorcho

Sacacorchos de vino

También conocido como descorchador, es un instrumento fundamental en cualquier vinoteca.

Sirve para extraer el corcho de la botella de forma sencilla.

Existen en forma de «T», de alas, palanca, de mesa, de pared, por presión de aire, son muchos los modelos y motivos de sacacorchos.

>  Checklist para elegir la máquina de hacer zumo adecuada

Incluso, para espíritus más liberales, existen sacacorchos de animales, muñecos y personajes de tiras cómicas.

Lito

Lito

Es el paño blanco característico de todo camarero o sommelier para ayudarse durante el proceso de servir al comensal.

En el caso de la comida, le protege las manos del calor de los platos y evita que se ensucie.

Cuando se utiliza cubriendo una botella de vino tiene dos funciones:

  • Evitar que la transpiración de las botellas frías humedezca la mesa
  • Recoger las gotas de vino que pueden caer de la botella al momento de servir y evitar que caigan sobre el mantel

Recogegotas

Recogegotas

El antigotas o recogegotas nace de la misma necesidad que cubre el lito: Evitar que, durante el llenado de una copa, una gota de vino vaya a parar al mantel.

Si queréis preservar vuestros manteles durante una buena cata de vino o cena familiar, nada más difícil que eliminar una mancha de vino, es recomendada la utilización de este implemento.

Cubitera

Cubitera

Son los recipientes donde se coloca hielo para mantener la temperatura del vino en un rango ideal, mientras es consumido.

Existen de diversos materiales y capacidades.

Tapón para vinos

Tapón para vinos

Es conocido que lo más recomendable es que, después de su descorche, la botella de vino se consuma en su totalidad.

Sin embargo, hay oportunidades cuando eso no es posible.

Para esos cosos, existen tapones que permitirán sellar el vino de la mejor forma posible.

Es muy recomendable para almacenar vinos espumosos que ya fueron descorchados.

Bomba de vacío

Bomba de vacío para botellas

Esta es la perfección que busca un amante de vinos para destapar una botella que sabe que no se va a consumir completa.

La bomba de vacío sirve para extraer todo el aire de la botella luego de destaparla.

De esta forma, se detiene el proceso de oxidación del vino, preservando sus cualidades para un consumo futuro.

Para finalizar este recorrido, debemos recordar que otro elemento fundamental que debe tener todo amante de vinos son las copas.

Contar con juego de copas es propicio para degustar, de forma adecuada, el sabor de un vino sin afectar ninguna de sus características.

Para eso presentaremos un trabajo especial dedicado a las copas de vino.

Vinotecas: Consejos para seleccionar la mejor🍷

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *