fbpx

Cómo limpiar un horno muy sucio

limpiar-horno-portada

Si hablamos de limpieza en la cocina, un horno muy sucio y quemado puede volverse toda una pesadilla. Este artefacto suele pasar desapercibido en la limpieza de la cocina, por lo que tiende a acumular bastante suciedad.

Incluso aunque no lo utilices muy a menudo, este retiene todas las grasas y salpicaduras de la cocina. Por esa razón, almacena una increíble cantidad de suciedad difícil de remover.

Las quemaduras, residuos, malos olores y grasas adheridas pueden parecer complicadas, pero lidiar con ellas es más sencillo de lo que imaginas. En Cocimia, diseñamos una práctica guía para limpiar un horno muy sucio y quemado por dentro y por fuera. ¡Descúbrela a continuación!

Limpiar el cristal del horno

La primera parte es la menos desafiante: dejar la ventana del horno translúcida y reluciente. ¿Qué necesitas? Tienes mucho para escoger, por ejemplo:

  • Jabón neutro: puedes utilizar una esponja y algo de jabón si deseas limpiarlo cuanto antes. Sólo necesitas utilizar suficiente agua y asegurarte de secar bien al terminar.
  • Desengrasante: distribúyelo sobre las características manchas de cocina y déjalo trabajar. En unos minutos, podrás retirar la grasa sin el menor esfuerzo. No olvides utilizar guantes de látex.
  • Bicarbonato: esta es la alternativa más económica de la lista. Sólo debes crear una pasta con algo de agua, utilizarlo igual que el jabón y retirar con pañuelos secos. El cristal quedará magnífico.

Limpiar un horno muy sucio por dentro

Las paredes, el piso y las rejillas del horno pueden ser desafiantes. El humo del horno y los líquidos derramados, entre otros factores, lo convierten en un paraíso de la suciedad.

>  Medidas Gastronorm ¿qué son y para qué sirven?

¿Quieres saber qué necesitas? Muy simple: únicamente los productos ya mencionados. Si lo prefieres, también puedes adquirir productos especializados para la limpieza de hornos. Estos están especialmente diseñados para destruir la suciedad, diluirse con facilidad y no dejar olores residuales.

Si tu horno posee bandejas extraíbles, deberías empezar por ahí. Luego, dedícate a limpiar el horno de arriba hacia abajo, sin olvidar el techo ni los laterales. Por último, enfócate en la parte baja y recuerda las siguientes sugerencias:

  • Procura tener el horno desconectado y frío antes de iniciar.
  • No utilices esponjas o cepillos metálicos.
  • No excedas la cantidad de agua.
  • Limpia por secciones y sécalas cuanto antes.
  • No uses productos de limpieza combinados.

limpiar-horno

Trucos para limpiar un horno muy sucio

Por último, tenemos algunos trucos para que tu horno goce de la higiene y la pulcritud que tus preparaciones necesitan.

  • Revisa el manual para desmontar la puerta y los cristales para facilitarte el trabajo.
  • Si utilizas bicarbonato, añádele algo de zumo de limón para reforzar.
  • En lugar de utilizar desengrasantes, puedes probar con el amoniaco en pequeñas cantidades.
  • El vinagre también es extremadamente efectivo, especialmente para hornos quemados. Enciende un vaso disuelto en agua durante una media hora y deja que este desprenda la grasa.

Ahora, todo lo que necesitas para dejar tu horno inmaculado es algo de tiempo. Desde el equipo de Cocimia, esperamos haberte servido de ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *