fbpx

7 pasos para limpiar una campana extractora

Limpiar campana de extracción

La campana extractora es uno de los elementos de línea blanca que más os apoyan en mantener la higiene de la cocina.

Su función es muy sencilla. A partir de un sistema de ventilación, se capturan gases, olores y vapores de la cocina.

Sin embargo, por su ubicación y principal función, es un sitio de acumulación de mucha suciedad que, con el paso del tiempo, puede ser un problema real para el aseo o limpieza.

Según estudios científicos realizados por la Universidad de Arizona, Estados Unidos, la cocina alberga más bacterias que el baño.

Los principales focos de bacterias son la tabla de picar, cafetera, grifos, paños de limpieza, entre otros elementos de la cocina, debido que se soportan una alto tráfico de }comida cruda.

La campana extractora no es la excepción. Ahí se alojan muchísimas bacterias. Además, en la mayoría de los casos, la limpieza no es tan frecuente.

Si la limpieza por razones de salubridad os parecen poca cosa, os contamos que los depósitos de grasa, presentes en la campana, son muy combustibles, por lo que revisten un peligro latente en casa.

Hoy os presentaremos varios consejos y técnicas para mantener las bacterias a raya de vuestra campana.

Tipos de campanas extractoras

Tipos de campana extractora

Como paso inicial, vamos a estandarizar nuestros conocimientos.

Las campanas de extracción se dividen en dos grandes grupos, según su función y según su forma.

Tipo de campanas según función

Campana según su función

Campanas de recirculación

Este tipo de campanas aspiran el aire y lo pasan por los filtros internos para volver a liberarlos dentro de la cocina.

Campanas de succión

Este tipo de campanas son las más eficaces cumpliendo su función. Gracias a su sistema de succión, toman el aire, gases y humos para llevarlos, a través de conductos especiales, hasta la zona exterior de la vivienda.

Tipos de campana según su forma

Campana según su forma

Además de la división según su función, las campanas se pueden categorizar según su forma.

Campanas telescópicas

También conocidas como campanas extraplanas, son los modelos más discretos y económicos existentes en el mercado.

Para activarlas, generalmente, solo se debe extraer el frontal de la campana.

>  Qué es una olla arrocera y cómo funciona

Campanas encastradas

Son las que normalmente nos encontramos en cualquier hogar.

Las campanas encastradas se encuentran empotradas dentro los muebles de la cocina, haciéndolas cómodas y muy armoniosas con el ambiente.

Campanas en Isla

Son ideales para grandes espacios. Cuando la cocina se encuentra instalada en una isla este tipo de campanas son las ideales.

Limpiar una campana extractora

Pasos para limpiar una campana extractora

Ya que conocéis más los tipos de campanas que existen, ahora sabéis a qué grupo pertenece vuestra campana.

Ahora os diremos los siete pasos para limpiar una campana extractora con éxito.

Es importante contar con las medidas de seguridad requeridas para realizar esta tarea: Guantes, anteojos y tapabocas, es lo recomendable.

Paso 1 – Desmontaje

Extraemos todos los filtros de la campana.

Paso 2 – Limpiar los filtros

Colocamos agua hirviendo en un recipiente donde puedan entrar, sin problemas los filtros de la campana. En caso de que no entren, asegurémonos que -al menos- se sumerja la mitad del filtro.

Agregamos bicarbonato de sodio y un disolvente de grasa.

Se dejan reposar los filtros durante 20 minutos. Si trabajáis con un recipiente donde solo se puede sumergir la mitad de los filtros, debéis girarlos luego de consumirse el tiempo.

Paso 3 – Limpieza interior

En un recipiente pequeño, agregamos bicarbonato y disolvente de grasa. Con un estropajo duro, vamos tallando la zona interior de la campana.

También podéis utilizar detergente concentrado y vinagre.

Con este proceso, retiraremos las grandes capas de grasa que se han acumulado dentro de la campana.

Paso 4 – Revisión del tubo

La limpieza del tubo de la cocina es algo que normalmente no se hace. Debido a ello, podría estar muy sucio o parcialmente obstruido.

La grasa que tiende a acumularse en el tubo es un gran combustible y puede generar un gran problema al entrar en contacto con el fuego y, al estar en una cocina, es una situación completamente posible.

Paso 5 – Limpieza profunda del interior

En el paso 3, eliminamos gran parte de la grasa interior. Ahora es momento de dejarlo reluciente.

>  Higiene alimentaria: Guía para restaurantes y hoteles

Para ello haremos una pasta de bicarbonato con vinagre y unas gotas de detergente lavavajillas.

Untamos la mezcla por toda la superficie de la campana. La dejamos actuar por 10 minutos.

Transcurrido el tiempo, tomamos un paño y quitamos la pasta con ayuda de agua caliente.

Piso 6 – Fregar los filtros

Llegó el momento de terminar de limpiar los filtros.

Con un cepillo de plástico de cerdas firmes, fregamos cada uno de los filtros para completar el proceso iniciado con el proceso de remojo en bicarbonato y disolvente de grasa.

Si la suciedad se resiste, meterlo debajo del grifo con agua caliente y lo volvemos a fregar con lavavajillas.

Cuando los filtros estén tan limpios como deseamos, los enjuagamos con agua caliente y los dejamos secar.

Piso 7 – Pulir la campana extractora

En este momento lo que viene es un paso cosmético.

Humedecemos nuevamente las partes exteriores de la campana. Con una hoja de papel periódico o papel de cocina, secamos toda humedad.

Debemos frotar con un poco de fuerza para que la superficie de la campana tenga un grillo como nueva.

Al terminar, montamos nuevamente los filtros en su sitio y todo estará listo para el próximo uso.

Consejos para obtener resultados profesionales

Consejos para limpieza de campana extractora

Para alcanzar resultados de envidia os dejamos algunos consejos que os ayudarán a alcanzar los resultados esperados. Además, la limpieza será más sencilla.

  • Si la campana es de acero inoxidable, debemos evitar utilizar estropajos duros durante la limpieza. De lo contrario, arruinaremos el acabado brillante y rallaremos la superficie.
  • La limpieza de campanas de extracción necesita del agua caliente para facilitar la limpieza de la grasa. Utiliza el agua con cautela y evita salpicaduras.
  • Para llegar hasta los espacios más inalcanzables de vuestra campana de extracción, os podéis apoyar en el uso de cepillos de cerdas plásticas y firmes.
  • En caso de que los filtros estén muy estropeados, ha llegado el momento de cambiarlos.

Te puede interesar:

Cuchillos de cocina: Tipos, usos y cuidados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *