fbpx

Como hacer roast beef, receta inglesa

Roast beef receta inglesa

Proveniente de la gastronomía inglesa, el roast beef es un plato delicioso y muy versátil.

Se estima que la receta surge en siglo XV. En ese entonces, las familias más pudientes reservaban grandes piezas de carne para los días domingo. Su contraparte social, guardaban la mejor pieza de carne a su disposición y hacían un asado después de la misa dominical.

Esta preparación, que inició como plato de los ingleses de bajos recursos del siglo XV, poco a poco, se fue extendiendo por toda Inglaterra y traspasó sus fronteras. Hoy es una exquisitez con gran número de seguidores.

La receta tradicional indica que debe servirse con puré de papas, sin embargo, encontramos roast beef en muchísimos platos.

Ensaladas, sándwiches, aperitivos, tapas, cenas rápidas y ligeras, y muchísimas otras preparaciones se pueden potenciar con un buen roast beef.

Hacerlo en casa es algo que no pasa por la mente de muchos. Tenemos la falsa creencia de que es algo muy lejano y que requiere gran experiencia.

Realmente lo que necesita es paciencia y atención a todo lo que se está haciendo.

Aquí encontraréis los mejores consejos para hacer un roast beef -que os pondrá a chuparse los dedos- y la receta para hacerlo hoy mismo es vuestra casa.

Consejos para hacer el mejor roast beef

Roast beef perfecto

La preparación de roast beef o rosbif es muy sencilla. Tanto que luego de hacerlo no dejareis de prepararlo.

Ahora os daremos cuatro consejos que os asegurarán llegar a feliz término y en las mejores condiciones.

Prestando atención a cada una de ellas, os aseguramos que podréis dominar, sin inconvenientes, la preparación del roast beef en casa.

Corte ideal para roast beef

Corte de carne para hacer rosbif

El punto de honor de esta receta es la elección de la carne. De ella dependerá todo.

Bajo las recomendaciones de un carnicero de confianza, debemos hacernos con un corte de ternera o búfalo que garantice las características tradicionales de esta preparación.

Suelen utilizarse cortes tiernos, preferiblemente lomo, solomillo o redondo. Estos cortes tienen grasa intramuscular. Aporta sabor y jugosidad.

Es importante que la pieza seleccionada tenga grasa natural. Esta la podremos retirar a final de la receta.

Cómo condimentar y aderezar el roast beef

Condimento de roast beef

Cuando se seleccionan buenos cortes de carne, para asarla, practicamente no hace falta condimentar. Sal y pimienta es más que suficiente.

Sin embargo, el roast beef se caracteriza por contar con un condimento especial.

Durante la receta, conoceréis los detalles de su preparación, solo os comentamos que se emplea una combinación de especias, azúcar y sal para crear la corteza característica del rosbif.

Mientras la unión de hierbas y sal maximizan el sabor de la carne, el azúcar dejará una corteza dorada y caramelizada.

>  ¿Cuál es el equipo necesario para una cafetería moderna?

En esta preparación mantener la humedad de la carne es fundamental. El aderezo que coloquemos antes de hornearlo os ayudará un poco en mantenerla.

Si utilizáis un ingrediente húmedo, como el aceite o la miel, la mezcla será pastosa. Mientras más pastosa sea, menos se escurrirá de la pieza.

Asado de roast beef

Asado de roast beef

Cada uno tiene sus métodos y formas predilectas de asar carne. Pero para la preparación exitosa de un roast beef existen varias consideraciones que deberéis tomar en cuenta.

  • La pieza de carne debe estar a temperatura ambiente. Esto permitirá que la cocción sea más homogénea.
  • No permitáis que la carne se cocine en sus jugos. Para ello, debemos evitar que esté en contacto con ellos durante el proceso de cocción. Colocar la pieza sobre una rejilla, antes de ponerla a asar, será la mejor opción.
  • Durante el asado la carne drenará. Para recoger los líquidos debéis colocar una bandeja debajo de la pieza.
  • Como dijimos, mantener la hidratación de la pieza es fundamental. Tenéis dos opciones:
    • Cada 15 o 20 minutos, debemos regar la carne con sus propios jugos. El consejo es hacerlo con una cuchara de palo y mango largo.
    • Comprar una pieza con una buena capa de grasa exterior. Al ponerla a cocer, la grasa debe quedar hacia arriba. Cuando el calor comience a derretir la grasa, esta regará la carne y mantendrá hidratada.
  • La utilización de un termómetro es vital para saber qué está pasando dentro de la pieza de carne. Antes de colocar la carne a asar, metemos en termómetro por la zona más gruesa del corte. Si tiene hueso, el termómetro no debe llegar a tocarlo. Afectaría la medición.
  • La temperatura interna nos indicará el término de cocción del rosbif. Con la siguiente tabla os podéis guiar:
    • Muy poco cocida – 45ºC
    • Poco cocina – 50ºC
    • Antes del punto – 55ºC
    • Al punto – 60ºC
    • Pasado del punto – 65ºC
    • Bien cocina – 70ºC

La cocción

Cocción del rosbif

Ahora conversemos sobre la temperatura del horno y el tiempo de cocción.

Aquí, nuevamente, tenéis dos opciones:

  • Alta temperatura: Una cocción más rápida y menos uniforme de la pieza. Las puntas quedarán más cocidas que la parte central. Se formará una capa exterior dorada y crujiente. Es el método más utilizado.
  • Baja temperatura: Cocción uniforme de toda la pieza. El proceso de cocción es mucho más lento. No se formará la capa crujiente.

En cuanto al tiempo, se calcula a 15 o 20 minutos de cocción a alta temperatura por kilo de carne. A baja temperatura, se estima una cocción entre 3 y 6 horas dependiendo del tamaño de la pieza.

>  Diferencias entre refrigeración y congelación

Para una cocción perfecta, es necesario el uso del termómetro para saber qué está pasando dentro de la carne.

Reposo post cocción

Reposo del roast beef

Aunque el olor nos vuelva locos y salten las ganas por picar y probar, el reposo del roast beef es necesario.

Al sacarlo del horno, debéis dejarlo reposar entre 20 a 30 minutos. Durante ese tiempo los jugos interiores se asentarán y la carne terminará el proceso de cocción.

Así, al cortarla tendréis lonchas perfectamente jugosas.

Receta inglesa de roast beef

Receta tradicional de rosbif

Ahora sí, estandarizado el conocimiento previo, vamos a por la receta tradicional de roast beef.

Ingredientes

  • 1 kg de lomo o solomillo
  • 75 g de mantequilla
  • 1/2 cebolla
  • 6 dientes de ajo
  • Romero, orégano y tomillo seco
  • Sal
  • Pimienta
  • Brandi
  • Cordón

Preparación

Roast beef servido

Con la carne a temperatura ambiente, le hacemos una malla con ayuda del cordón. Debe quedar bien apretadita.

Encendemos el horno a 200° C para precalentarlo.

Colocamos una cucharada de mantequilla en una sartén a fuego medio. Sellamos la carne dorándola por todos sus lados.

Tomamos un cuchillo puntiagudo con mucho filo y pinchamos la carne. En los huecos resultantes, introducimos ajo troceado. Esto le dará un sabor espectacular al interior de la carne.

Cogemos un bol y agregamos una cucharada de cada hierba seca junto a media cebolla troceada y dos dientes de ajo picados. Los unimos con una cucharada de mantequilla.

Cubrir toda la carne con la preparación resultante y un chorro de brandy. Si no tenéis brandy podéis usar coñac.

Introducimos al horno manteniendo la temperatura a 200° C.

Transcurridos los primeros 20 minutos, abrimos el horno, regamos el roast beef con los jugos de la carne o caldo de carne.

Al llega a 40 minutos de cocción, regamos y bajamos la temperatura a 180° C. Dejamos cocinar unos 10 minutos más.

Con ayuda del termómetro y la guía que os dejamos al comienzo de este post, definiréis mejor cuánto tiempo más dejar vuestra pieza en el horno.

Una vez finalice la cocción, sacar la pieza del horno. La dejamos reposar, al menos, 30 minutos.

Tomamos la bandeja con los jugos y los unimos con ayuda de una batidora de mano. Obtendréis un aderezo espectacular para vuestra comida.

Al momento de servir, podéis recurrir al puré de papas tradicional, arroz blanco, verduras, pan casero recién horneado, ensaladas frescas. Como os comentamos al comienzo, el rosbif combina con casi todo.

¡Buen provecho!

Te puede interesar:

3 recetas fáciles de pollo relleno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *