fbpx

Cómo cambiar el cierre de la cámara frigorífica

camara-frigorifica-portada

El cierre de la cámara frigorífica se daña con mucha regularidad, arriesgando constantemente los productos alimenticios depositados en su interior. Esta frecuente avería puede obligarte a recurrir al equipo técnico, llevándote a realizar inversiones fuera de tu presupuesto; sin embargo, cambiar el cierre de la cámara frigorífica es más fácil de lo que crees.

Con las instrucciones correctas, incluso los menos expertos pueden realizar esta tarea por sí solos. Sólo debes conocer el procedimiento, saber qué cierre debes colocar y poseer las herramientas adecuadas.

¿Te gustaría aprender a cambiar el cierre de tu cámara frigorífica por ti mismo? Aquí en Cocimia, hemos preparado un pequeño y conveniente manual para ayudarte a hacerlo con tus propias manos.

Tipos de cierre

Antes que nada, debes saber cuáles son los cierres más efectivos y adaptables disponibles en el mercado. Estos son:

  • Cierre de presión. Este cierre se compone de una palanca simple de enorme resistencia. Puede reducir la presión de los muelles de la puerta de la frigorífica sin esfuerzo para el usuario. Además, puede cerrarse ante golpes más abruptos; sin embargo, y a pesar de su durabilidad, debe tratarse con cuidado.
  • Cierre con nariz. Este posee una forma característica similar a la de un gatillo en posición vertical. Puede absorber con facilidad los movimientos de la puerta sin necesidad de ejercer grandes cantidades de presión.
  • Cierre G-942. Este es el más básico y elemental. Su diseño simple pero efectivo es casi indestructible a la presión de la puerta y al paso de los años.

Puedes emplear el que prefieras para la cámara frigorífica, no obstante te recomendamos usar el mismo modelo en caso de que sólo debas reemplazar. Lo más probable es que sea uno de estos tres, de no ser el caso puedes optar por el que gustes.

>  Utensilios de cocina: los que debes tener en casa

cierre-cámara-frigorífica

Reemplazar el cierre de la cámara frigorífica

Es momento de ponernos manos a la obra. Para ello, todo lo que vas a necesitar es un taladro y las siguientes instrucciones:

  • Si el cierre sólo está desajustado, todo lo que debes hacer es reemplazar los tornillos y/o el soporte del cierre.
  • De ser el soporte, debes sacar los tornillos, liberar la tuerca, cambiar la pieza central e invertir el proceso para rearmar.

Cambiar el cierre implica el mismo proceso, pero con algunos pasos adicionales:

  • Primero debes presentar el cierre para asegurarte de que las medidas sean las correctas. Luego, debes mantener la puerta cerrada para empezar.
  • Debes extraer los tornillos hasta retirar toda la base del cierre. A continuación, tienes que liberar la tuerca y dejar sólo la base interna donde se ajusta el cierre. Hecho esto, sólo necesitas insertar el cierre nuevo y reajustar.
  • Asegúrate de que la puerta de la cámara cierre con facilidad para cerciorarte de que el trabajo está terminado.

¿Lo ves? No se necesita ser un experto para cambiar el cierre de la cámara frigorífica por ti mismo. Siempre que sigas nuestra pequeña guía, podrás realizar este proceso en pocos minutos sin necesidad de buscar ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *