fbpx

Cómo arreglar mando de cocina a gas

arreglar mando de cocina a gas

Las cocinas de gas son aparatos muy sencillos en cuanto a su funcionamiento, por lo que resulta muy fácil arreglar sus averías. Los mandos también sufren los efectos de la acumulación de suciedad, grasa y restos de alimentos. Pero, con unas sencillas recomendaciones podrás descubrir cómo arreglar mando de cocina a gas.

Desde Cocimia te ofrecemos soluciones muy prácticas a este problema, que podrás hacer por ti mismo sin problemas. ¡veamos!

¿Cómo arreglar mando de cocina a gas?

Los mandos o perillas de cocina pueden endurecerse o averiarse cuando su funcionamiento normal se ve comprometido Afortunadamente, puede arreglarse en tan solo unos minutos y volver a restituir el ajuste de la temperatura.

El principal problema que presentan los mandos de una cocina de gas es que los restos de grasa y alimentos lo obstruyan. Con la suciedad se pueden adherir y no permitir una adecuada apertura del gas, siendo ideal realizar una limpieza profunda de los mismos.

limpiar mando de cocina

En el caso de que el daño sea mayor, lo mejor es reemplazarlos. La mayoría de las marcas y fabricantes ponen a la disposición repuestos compatibles para cada modelo.

Ten en cuenta que, las cocinas más antiguas permiten el uso de mandos universales pero las más novedosas requieren que se especifique el modelo.

Limpieza de mando de cocina a gas ¡fácil y sencillo!

Como ya te habíamos dicho, la grasa es uno de los principales problemas, ya que suele adherir en el uso cotidiano. El procedimiento de limpieza es bastante sencillo y solo necesitarás algunos ingredientes desengrasantes.

Los más comunes son agua, vinagre, limón, bicarbonato, bórax o cualquier aerosol desengrasante. También, necesitarás un cepillo de dientes, un paño seco y otro húmedo.

>  Cómo funciona la barbacoa con piedra volcánica

Identifica el tipo de mando

En caso de tener mandos de madera necesitarás un poco de vinagre y agua para limpiarlas de forma muy segura. Estas representan una opción de bajo costo y un potente desengrasante.

Para los mandos de metal, lo ideal es realizar una pasta de bicarbonato de sodio y vinagre o desengrasante en aerosol. Si el metal es cobre, es muy útil usar limón, salsa de tomate o vinagre y dejar actuar durante unos minutos.

En el caso de que sean mandos de cerámica, solo necesitarás un paño húmedo porque se trata de un material más delicado. Para los mandos de vidrio, estos deben limpiarse rápidamente con un poco de agua y vinagre.

Retira los mandos

Es necesario retirar los mandos de la cocina para poder realizar una limpieza fácil y más a fondo.

  1. Comienza a limpiarlas: Sostenlo con una mano y con la otra ayúdate con el cepillo de dientes o de mano. Impregna el cepillo con la solución que hayas preparado para el tipo de mando que tengas y frota hasta eliminar todo el sucio.
  2. Limpia con un paño húmedo y seco: Cuando ya hayas retirado toda la suciedad del mando utiliza un paño húmedo para retirar todos los restos del producto. Luego, utiliza el paño seco para dejarla sin ningún tipo de humedad. Este procedimiento debe repetirse con cada uno de los mandos, de esta forma se logra que todos queden limpios.
  3. Vuelve a colocar los mandos: Vuelve a colocar cada uno de los mandos en su posición y comprueba que los mismos funcionen correctamente.

Cómo reemplazar mando de cocina a gas ¡paso a paso!

A continuación, te diremos los pasos a seguir para reemplazar los manos de cocina de gas cuando estén dañados:

>  Cómo reparar recogecables aspirador

1. Retira los mandos viejos de la cocina

Antes de retirar los mandos viejos lo primero que se debe realizar es colocarlos todos en posición de apagado. Luego con tus dedos agárralos y tira de ellos para quitarlos de forma muy firme.

Si se traban puedes ayudarte rociando un poco de limpiador para hornos o lubricante en aerosol en la base del mando. Recuerda que los restos de comida, grasa y suciedad pueden ocasionar que se adhieran.

También, puedes ayudarte con un par de alicates para sujetar al mando por su base y ayudarlo a salir.

2. Coloca los mandos nuevos

La mayoría de los mandos de cocinas a gas tienen una ranura en forma de D. Ellas sólo encajaran si se colocan de forma correcta y bien alineadas con el vástago.

Toma los mandos nuevos y colócalos en línea con el vástago, luego debes presionarlas para que puedan encajar rápidamente.

Luego de colocarlas, solo debes retirar el empaque de goma que los rodea para tener la base a presión correcta para mandos. Utiliza los alicates para realizar este procedimiento.

3. Prueba los nuevos mandos

Prueba los mandos para asegurarte que tengan acceso al interruptor de encendido. Gira los mandos de cada quemador y visualiza que funcionen correctamente al regular la llama.

Al realizar cualquiera de los dos procedimientos recuerda tener la precaución de desconectar las conexiones de gas.

Como ves, arreglar mando de cocina a gas es un procedimiento muy fácil de realizar. Sin lugar a dudas, una de las soluciones más sencillas a las averías más comunes de los mandos de cocina de gas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *