fbpx

Cómo afilar un cuchillo jamonero

portada-cuchillo-jamonero

Rebanar apropiadamente un jamón curado requiere de técnica, experiencia y sobre todo, un cuchillo jamonero bien afilado. Este utensilio es bien conocido por ser uno de los más filosos y efectivos en la cocina, sin embargo exige los mayores cuidados para mantener el filo de la hoja en su máximo potencial.

El no saber cómo limarlo podría deformarlo, desgastarlo e incluso dejarlo inutilizable, por esa razón, es primordial saber de antemano cómo lidiar con esta tarea.

Pero, ¿por qué tantas precauciones? ¿Es tan difícil afilar un simple cuchillo jamonero? En Cocimia, responderemos a estas y a otras preguntas a continuación.

Lo que debes hacer para afilar tu cuchillo jamonero

Antes que nada, debes disponer de los utensilios adecuados para realizar esta tarea. Por lo general, estos se venden como accesorios o forman parte de un completo kit de cuchillos. Dichos instrumentos son:

  • Chaira: esta posee un mango y una hoja para amolar tu producto. No posee tanto filo, pero debes ser cuidadoso a la hora de manipularla.
  • Piedra: consiste en una roca rectangular moldeada para ajustarse a la hoja del cuchillo. Posee dos lados: uno para afilar y el otro para limpiar tu producto una vez terminado.

El proceso es bastante simple: sólo debes tomar la chaira y deslizar la hoja del cuchillo por ambos lados. Este movimiento debe ser suave y continuo. Asimismo, este desplazamiento debe abarcar la totalidad de la hoja, desde la unión con el mango hasta la punta del mismo; de otro modo, el filo sería desigual.

Una vez termines, debes utilizar un trapo limpio para deshacerte de los residuos de la hoja.

>  Cómo mantener en perfecto estado los cubiertos

Puedes usar la piedra en lugar de la chaira y obtener los mismos resultados. Para utilizarla, debes colocarla en una mesa y ejecutar el mismo proceso de arriba hacia abajo. Lo más recomendable es inclinar ligeramente la hoja al deslizar hasta que esta llegue a los 45°.

cuchillo-jamonero

Lo que no debes hacer al afilar tu cuchillo jamonero

Ahora bien, existen varios errores comunes que debes considerar para no disminuir la calidad de tu cuchillo jamonero profesional:

  • Mal hábito: uno de los errores más comunes es olvidarse de afilar el cuchillo jamonero profesional. Esta tarea debe realizarse antes y después de usarse para obtener las mejores lonchas. De otra forma, la hoja se desgastaría con mucha rapidez.
  • Afilados forzosos: los movimientos de afilado deben ser lentos y armoniosos. Deslizar el producto con excesiva rapidez lo dejará inservible en menos de lo que imaginas.
  • Lavado con productos contraindicados: el cuchillo jamonero, al igual que el resto, debe lavarse con jabones poco alcalinos. Los jabones fuertes corroen y merman la calidad de incluso los mejores ejemplares.
  • Uso inapropiado: es fundamental destinar el cuchillo únicamente a los jamones. Emplearlo para picar frutas y verduras lo expondría a los ácidos cítricos los cuales, eventualmente, disminuyen el filo; sin mencionar cuánto podría deteriorarse al usarlo para carnes y aves.

Ten en cuenta nuestras sugerencias y tu cuchillo jamonero funcionará a las mil maravillas. Y recuerda: sé extremadamente cuidadoso a la hora de cocinar con este utensilio para evitar accidentes en la cocina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *