fbpx

Cómo cambiar la goma de la nevera de tu restaurante

portada-goma-nevera

La goma de la nevera es la que mantiene la puerta completamente hermética ante los agentes exteriores. Su deterioro podría desmejorar el funcionamiento de tu dispositivo, incluso averiarlo por completo sin mencionar los alimentos guardados.

Saber cómo y cuándo cambiarla te evitará un sinfín de inconvenientes. Además, podrás ampliar la vida útil de tu nevera y conservar los alimentos en su mejor estado. Por otra parte, si aprendes a hacerlo por ti mismo, puedes ahorrarte el gasto de llamar a los especialistas.

¿Te gustaría saber más? En Cocimia, disponemos de todos los tips necesarios para cambiar la goma de tu nevera y garantizar su mejor funcionamiento.

¿Cómo saber cuándo cambiar la goma de la nevera?

Muchos usuarios cometen el error de anticiparse y cambiar la goma de la nevera sin necesidad. Esto podría arriesgar la integridad del dispositivo y aumentar los gastos de reparación sin ninguna necesidad. Por ese motivo, es fundamental para todo miembro de la cocina saber si ha llegado el momento de reemplazarla. 

Estas señales también se aplican para el hogar, el supermercado y cualquier otro establecimiento con refrigeradores. Conócelas a continuación:

  • Grietas. Una pequeña grieta no quiere decir que debas cambiar la goma cuanto antes, pero sí es lo más aconsejable. Así, no tendrás que esperar a que esta se dañe por completo y comprometa tu inventario.
  • Salidas de aire: las fisuras generan ruidos característicos debido a la liberación del aire condensado. En ocasiones, estas fisuras son imperceptibles para el ojo común, pero pueden escucharse antes de estropear la goma de tu refrigerador.
  • Secciones despegadas: una señal inequívoca de que hay que reemplazar. Una vez la puerta no pueda adherirse bien, tu refrigerador ya no será hermético.
  • Roturas: una vez la goma se rompa no hay nada que hacer. Eventualmente, seguirá deshaciéndose hasta inhabilitar la puerta de tu nevera.
>  Guía para sacar partido a la heladera en tu restaurante

goma-nevera

¿Qué hay que hacer?

Puedes llamar a un técnico en refrigeración para que este se encargue, no obstante, su ayuda no será necesaria si sabes cómo cambiar la goma de tu nevera con tus propias manos.

  • Desconecta el refrigerador para no exponerte a la electricidad.
  • Revisa tu modelo y asegúrate de que la goma posea las medidas correctas.
  • Desatornilla la goma en todos sus extremos.
  • Limpia el espacio sobrante con agua y jabón ya que este es hogar de óxido, mugre y otros contaminantes. Asegúrate de que quede bien seco para que los alimentos no se impregnen.
  • Cerciórate de que la goma se adhiera a la perfección, sin dejar un mínimo espacio despegado.
  • Vuelve a atornillar, o en su defecto, utiliza los soportes por fuera del refrigerador para asegurar la goma.
  • Ahora sólo falta abrir y cerrar la puerta unas cuantas veces para comprobar que se ha realizado bien el arreglo.

La nevera de tu restaurante ya se encuentra en buenas manos. Si ya percibiste alguna de las fallas anteriores, no dudes en ponerte manos a la obra con nuestro pequeño manual. Y no olvides que puedes adquirir la mejor goma para tu nevera en nuestra tienda online Cocimia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *