fbpx

4 recetas increíbles de quiché

Quiché lorrain

Proveniente del norte de Francia, la quiché es un plato delicioso que se encuentra en muchas mesas alrededor del mundo.

La quiché es una tarta de masa quebrada con un relleno salado que se adapta perfectamente a los gustos de cualquier comensal.

La receta que dio nacimiento a esta leyenda culinaria solo llevaba nata y huevo, hoy la podéis encontrar rellena de quesos, verduras, carnes, pollo, espinacas, entre otros.

Aquí conoceréis qué necesitas para hacer un quiché perfecta y seis variantes.

¿Cómo hacer una quiché de primera?

Variedades de quiché

Muchas personas están tras la búsqueda de la perfección en la cocina. La receta de la quiché lorraine no es la excepción.

Acá os presentamos un conjunto de consejos para que la perfección esté más cerca de tu plato.

Masa 

Masa para quiché

Como muchos, podéis querer recurrir a la masa prefabricada para hacer la receta más rápido.

Sin embargo, la masa cacera es realmente la ideal para que la quiché lorraine tome el aire de cocina profesional que estáis buscando.

La masa se debe cocer antes de colocarle el relleno. La cocción en blanco, como se denomina a esta técnica, es fundamental para el éxito de la receta.

Antes de colocarla en el horno, con ayuda de un tenedor, pincha toda la superficie de la masa. Así la masa se mantendrá completamente plana.

Otro truco es que, justo después de sacar la masa cocida del horno, la barnices con la clara de un huevo.

Relleno

Relleno de queso para quiché

La quiché admite un gran número de rellenos, pero debéis tener cuidado al decidir cuál usaréis.

Por ejemplo, cuando utilicéis queso entre vuestros ingredientes, utiliza quesos cremosos. Los quesos Emmenthal, Cheddar y Gouda, por ejemplo, son perfectos para esta receta.

También debéis tomar en cuenta que esos quesos aportarán sal a la receta. Al momento de salpimentar, toma en cuenta ese punto y evitaréis servir un plato con exceso de sal.

En el caso de utilizar carnes rojas, pollos o pescados, debéis cocinarlos antes de colocarlos en la tarta.

Para que la tarta mantenga su consistencia, es importante escurrir las carnes antes de emplearlas. Así, no tendréis problemas con el exceso de líquido.

Horno

Horno para cocinar

Como en todas las masas, el horno es un factor esencial para el éxito del platillo.

La quiché debe cocinarse lentamente. Así evitaréis cualquier alza indeseada de la masa.

La temperatura ideal es entre 160 y 180° C. El tiempo dependerá del tamaño de la quiché y puede variar entre 10 a 15 minutos.

Colócala en la zona central del horno. Ahí recibirá un calor más uniforme durante la cocción.

Receta de masa quebrada 

Ingredientes para la masa

La masa brisa o quebrada es la base de esta receta. De ahí la importancia de dominar esta primera estación para conseguir un plato perfecto.

>  Cómo elegir la mejor cortadora de fiambre

Ingredientes

  • 150 g de harina de trigo
  • 50 g de azúcar glas
  • 75 g de mantequilla
  • 1 huevo
  • Sal

Preparación

Tamiza la harina y colócala en un bol. Agrega la mantequilla fría picada en trozos. Mezcla estos dos ingredientes hasta que todo esté homogéneo.

Luego de la que mantequilla se haya unido a la harina, podéis comenzar a integrar los otros ingredientes: Azúcar glass, un huevo y una pizca de sal.

Trabaja la masa hasta que podáis formar una bola con ella.

Cubrir la masa con papel film y lo llevamos a la nevera durante una hora.

Finalizado el tiempo, saca la masa para que continuemos con el proceso.

Agrega un poco de harina sobre la mesa de trabajo y extiende la masa con un rodillo.

Procura darle la forma del molde que vais a emplear.

Cuando tengáis la masa extendida y con un grosor parejo, enrolla la masa en el rodillo para que la despliegues en el molde que vais a usar.

Cortar excedente de masa

Poco a poco, desenrolla la masa sobre el molde. Asegúrate de ajustarla a las paredes y superficie del molde. Con tus dedos, lleva la masa hasta las esquinas.

Para quitar el exceso de masa, pasa el rodillo por el borde del molde de forma que se corte todo el exceso. También podéis usar un corta pizza.

Toma un tenedor y pincha toda la superficie de la masa.

Para cocinarla tenéis dos opciones:

  • Cubre la masa con papel de horno. Agrega legumbres secas. No importa el tipo. Las legumbres ayudarán a la cocción pareja y evitará que la masa se levante.
  • La segunda opción, es meter la masa en el congelador durante una hora. Una vez congelada, sácala y llévala directamente al horno.

El tiempo de cocción aproximado, a 180° C, es de unos 10 minutos.

Te podéis guiar por el color de la masa. Cuando la veáis dorada, está lista.

Receta de quiché lorraine

Quiché lorrein servida

Una vez tengáis la masa lista, tenéis un gran recorrido andado.

Ahora vamos a terminar la quiché lorraine con un delicioso relleno.

Ingredientes

  • 200 g de nata para montar
  • 150 g de bacon ahumado
  • 100 g de queso Gruyere
  • 3 huevos
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

Corta la panceta en pequeños bastones. Cocínalos brevemente hasta que queden dorados. Colócalos sobre papel absorbente para que pierdan toda la grasa.

También podéis hacerlo en el horno microondas. Con un minuto bastará.

En un bol, bate los tres huevos y la nata. Mezclamos con vigorosidad. En ese momento, añade una pizca de sal y pimienta. Con mucho cuidado, como os comentamos anteriormente, la panceta y el queso agregarán sal al plato.

Añade el queso rallado y el bacon escurrido. Añade toda la mezcla sobre la masa.

Como el relleno es líquido y tiende a rebosarse durante su cocción, es recomendable colocar el molde sobre una bandeja para horno. Así, toda la mezcla que se derrame, caerá en la bandeja y no ensuciará el horno.

>  Cómo funciona la barbacoa con piedra volcánica

A una temperatura de 180° C, meter la quiché en el horno. Entre 25 y 30 minutos será suficientes para que se cocine el relleno.

El dorado de la superficie será el indicativo que te dirá que todo funcionó a la perfección.

Variaciones de quiché

Opciones de quiché

Ya conocéis la receta más reconocida del quiché lorraine, ahora os daremos tres variantes más para que tengáis más opciones.

Sin embargo, con esta masa podéis utilizar el relleno de tu preferencia. El límite no existe.

Debido a que solo cambian los rellenos, la masa base siempre es la misma, solo os nombraremos los ingredientes de cada quiché y los pasos básicos para la preparación.

Quiché de puerros

Puerros para quiché

Ingredientes

  • 4 puerros
  • 6 champiñones
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharada de vino de Oporto
  • 3 huevos
  • 360 ml de leche
  • 250 ml de agua
  • 25 gr de queso
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación

Toma la parte blanca de los puerros y córtalas en pequeños pedazos. Cocínalos con la mitad de la mantequilla a fuego lento.

Añade la sal, el vino y los champiñones. Déjalo que se cocine hasta que se evapore todo el líquido.

Une los champiñones y los puerros. Agrega la leche batida con los huevos. Sal y pimienta al gusto.

Agrega el queso y colócalo sobre la masa quebrada previamente horneada.

Llévalos al horno a 200° C, durante 25 y 30 minutos. Todo estará listo.

Quiché de bacon

Bacon o tocino

Ingredientes

  • 6 huevos
  • 165 ml de nata
  • 200 gr de bacon ahumado
  • 100 gr de queso Gruyère
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

Bate los huevos junto a la nata. Añade el bacon, el queso Gruyère rallado.

Sazona con una pizca de sal y pimienta.

Coloca toda la mezcla sobre la masa quebrada. Introducir al horno a 200° C durante unos 45 minutos.

Quiché de verdura

Verduras frescas

Ingredientes

  • 2 tazas de espinaca
  • 1 pimiento rojo
  • 4 huevos
  • 240 ml de leche entera
  • Media cebolla
  • Champiñones laminados
  • 170 gr de queso Cheddar
  • 2 tazas de espinacas
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación

Toma la cebolla y pícala finamente. Lava el pimiento, sácale todas las semillas y córtalo en finos bastones.

En una sartén, con un poco de aceite. Agrega las cebollas y el pimiento. Déjalo freír por unos minutos.

Incorpora los champiñones fileteados y déjalos cocinar hasta que estén dorados.

Agrega este sofrito sobre la masa brisa o quebrada y extiéndela en toda la superficie.

Bate los huevos con la leche y el queso. Agrega esta mezcla a la masa hasta llegar al tope.

Llévalo al horno durante 35 a 45 minutos a 190 ° C.

Hasta acá el viaje de hoy. Tenéis cuatro nuevas opciones dentro de tus recetas.

Te puede interesar:

Pasta fresca: receta casera y 5 secretos para triunfar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *